Memorias

Sin rodeos Clavijo, el bufón del reino

Con diferencia, los canarios sufrimos el peor presidente de Gobierno que ha asumido la jefatura de esta colonia. Y esta afirmación la avala, no sólo lo que a política interior se refiere con los paupérrimos indicadores laborales y sociales que se nos imponen, sino también y principalmente a la imagen que de los canarios Clavijo proyecta al exterior. Aquello de invitar a los empresarios extranjeros a invertir en las islas porque nuestros trabajadores cobran menos y trabajan más, merecería la mutilación lingual. Nada digamos entonces, de la actitud servil y humillante con la que Clavijo acompaña las visitas presidenciales a la monarquía o a la presidencia del Gobierno de España y que le han hecho merecedor del calificativo de "genuflexo".  Ahora, contra todo pronóstico, el presidente se supera a sí mismo y se despacha con un viaje al Líbano con gastos a cuenta del contribuyente para visitar a la tropa profesional de "canarios" allí desplazados, y no lo hace sólo para emular competencias del ministerio de Defensa que no le son propias, sino lo que es peor, como otro acto de ultraje a los canarios, lamiendo la bota del militarismo y el colonialismo español. Todo un modelo, con el que el pintor Velázquez hubiese podido inspirar cualquiera de sus  miserables  bufones. 

clavijo y patronal2La utilización de los bajos sueldos (los bajos costes laborales) de los canarios como incentivo para la inversión en las islas, argumento realizado este martes en Barcelona por el presidente Fernando Clavijo en un encuentro empresarial, supone una felonía política y vuelve a dejar de manifiesto la incapacidad política del Presidente para continuar un día más al frente del Gobierno.

No es de recibo que cada vez que Clavijo cruza las fronteras de Canarias, sonroje con sus actos y declaraciones al conjunto de canarios. No es sólo que el presidente pretenda convertir una desgracia en virtud sino que, además, con estas extravagantes declaraciones, promueve ante la patronal foránea la continuidad de la discriminación histórica que convierte a los trabajadores canarios en los peor pagados del actual Estado español. A falta de cualquier otro razonamiento lógico, Clavijo sufre el complejo de colonizado, trastorno este por el que considera normal que como "inferiores", los canarios merezcamos el agravio comparativo en derechos laborales o sociales.


Muy al contrario de lo acontecido y en línea con lo que ha reivindicado Intersindical Canaria en estos días, este viaje de promoción para resaltar los aspectos tercermundistas y vergonzantes de la realidad social de Canarias, debería haberlo sustituido por la búsqueda de fórmulas junto al gobierno de España para implantar medidas fiscales que compensen el maltrato salarial a los trabajadores del País Canario.
Este lamentable incidente resulta mucho más repudiable cuando Clavijo se encuentra aferrado al Gobierno en una ínfima minoría parlamentaria y con el oxígeno pautado que recibe del Partido Popular, único motivo por el que ha dado el reciente respaldo a los presupuestos estatales.
Esta ofensa a los trabajadores canarios, vanagloriándose canallescamente de sus bajos salarios, tiene un precedente cuando el mismo Clavijo, hace un año, también la expuso como incentivo a la inversión en las islas.
Intersindical Canaria, considera que, tras estas nuevas declaraciones extremadamente ofensivas para los trabajadores canarios, Clavijo debe ser motivo de una contundente reprobación en el Parlamento Canario.

Aisha

 

Cambio climatico

  

Opinión

Los hechos

demuestran ...

Huelga 14 Nov 2012que la organización y unidad de los trabajadores, es la herramienta más efectiva para la protección de sus derechos y avanzar en su dignificación laboral y social. Todo los grandes retrocesos sufridos por los trabajadores han coincidido con su desmovilización y apatía, todos los grandes avances de la clase trabajadora han sido acompañados de procesos de unidad laboral y lucha sindical. La forma natural y más efectiva de concentración de fuerzas para que se nos respete está en los sindicatos como organizaciones de los trabajadores.