Más que palabras

Sin título 2

Granadilla

El fraude del macropuerto de Granadilla

 

Puerto de Granadilla plataforma

Justo 13 años después de que un 17 de noviembre tuviese lugar la primera de las grandes movilizaciones populares contra el Puerto de Granadilla en Tenerife, esta infraestructura, tras su reciente inauguración, se ha confirmado como la gran estafa con la que Coalición Canaria y su entorno ideológico del PP y el PSOE destinaban millones de euros públicos a la especulación para enriquecer a sus socios capitalistas. La tétrica imagen de la llegada a las instalaciones portuarias de dos plataformas petrolíferas con la que justificar su utilidad, resulta lamentable. Antes, la autoridad portuaria había rebajado ostensiblemente los costes de atraque y avituallamiento a las multinacionales del petróleo para que su chatarra arribase a la Isla y así dar la impresión de falso movimiento portuario y comercial.

Memorias

Sin rodeos 12 de diciembre; otro crimen de Estado impune

El 12 de diciembre, hace 40 años, durante una huelga general laboral en Tenerife, la Guardia civil asaltó el campus universitario de La Laguna realizando hasta unos 300 disparos, uno de los cuales alcanzó por la espalda al estudiante grancanario Javier Fernández Quesada que le causó la muerte en el acto. Ni los responsables gubernamentales en ese entonces, Martín Villa o Luis Mardones, ministro del Interior y gobernador civil respectivamente, ni los mandos del cuerpo armado que dirigieron la operación criminal, Antonio Encinas, Manuel Palau y Manuel González, recibieron amonestación o castigo alguno. Al contrario, luego, además de condecorados fueron alevosamente ascendidos. Se escribe así la historia real en nuestra nación canaria, atribulada por interminables y perennes injusticias laborales y sociales, pero también con sus mejores y más comprometidos hijos vilmente aniquilados por la bestia de color roja y gualda y sus sicarios con residencia en las islas. Hoy renovamos el compromiso con los objetivos libertarios de nuestro joven mártir y alzamos también nuestra voz obrera y trabajadora para repetir: ni olvido ni perdón.

 

oramas y montoroLa felicidad de Oramas y Montoro, y el sufrimiento de los trabajadores canarios.

Con carácter global, los Presupuestos Generales del Estado aprobados por el Congreso dan continuidad a la campaña de recortes laborales y sociales auspiciada en los últimos años por el Partido Popular para el conjunto del Estado español, pero además dan un balón de oxígeno y consolida en el Gobierno a Mariano Rajoy, adalid, junto a su grupo político, de la actividad política ligada a la corrupción y al enriquecimiento ilegal.

 

Tanto Coalición Canaria como Nueva Canarias, por más que se esfuercen el justificar el apoyo dado a Rajoy en razón al rédito logrado, se han convertido así en reos del sufrimiento social que continuará prolongando la actual mayoría parlamentaria en forma de leyes lesivas para los derechos de los trabajadores, la asfixia de los servicios públicos y contra las libertades públicas. Además, está por ver el nivel de cumplimiento de lo pactado.

En lo que afectan a Canarias, los presupuestos respaldados por la mayoría parlamentaria inciden en olvidar a la mayoría social (los trabajadores) para volver a quebrar la justicia social en el destino de las inversiones a quién más la necesita y a los sectores más castigados por el desigual reparto de la riqueza, situación esta que coloca a Canarias en niveles de drama social. El desaforado triunfalismo con el que el gobierno canario y los grupos de Coalición Canaria y Nueva Canarias han anunciado su pacto con el PP que, dicen, destina a Canarias inversiones complementarias nunca antes logradas, tras su análisis, no van a modificar substancialmente la situación de desempleo, pobreza o bajos salarios que afectan a las islas. Al contrario, la distribución económica adelantada por los propios firmantes, mayormente, beneficiarán, vía directa o indirecta, a los sectores económicos y empresariales.

Se da la circunstancia que en materia de empleo, el acuerdo entre el PP y los autodenominados "nacionalistas canarios", y según el propio ejecutivo de las islas, destina a promoción laboral la ridícula cifra de 42 millones de euros frente a 219 para carreteras, para a continuación centrar el resto de inversiones, aparte del abaratamiento de los billetes aéreos y terrestres, a transportes de mercancías y bonificaciones a las cuotas de la Seguridad Social.


Por otra parte, el anuncio de disponibilidad complementaria de 220 millones de euros, anunciada por la consejera de hacienda del Gobierno canario que, según afirma, serán destinados mediante la ley de crédito extraordinario a la financiación de los servicios públicos, no presupone que su destino vaya a ser el correcto y que, por ejemplo, vaya a tener como objetivo el recuperar la importante pérdida de empleo que han sufrido los servicios esenciales o, a devolver los derechos laborales hurtados a los y trabajadores públicos.

Intersindical Canaria reitera su crítica al Ejecutivo canario por afirmar que con lo pactado con el gobierno español, queda igualada la inversión por habitante al conjunto de las comunidades del Estado, afirmación esta irresponsable porque, aparte de incierta, hipoteca la exigencia de la devolución de la deuda histórica que aún tiene contraído el Estado con el País Canario. Por otra parte y en el apartado eminentemente estético, las imágenes de los encuentros entre los representantes de CC y NC con el gobierno del PP, resultan lamentablemente bochornosas y ofensivos para los canarios.

CARTEL FINAL copia 2

Cambio climatico

Opinión

Los hechos

demuestran ...

Huelga 14 Nov 2012que la organización y unidad de los trabajadores, es la herramienta más efectiva para la protección de sus derechos y avanzar en su dignificación laboral y social. Todo los grandes retrocesos sufridos por los trabajadores han coincidido con su desmovilización y apatía, todos los grandes avances de la clase trabajadora han sido acompañados de procesos de unidad laboral y lucha sindical. La forma natural y más efectiva de concentración de fuerzas para que se nos respete está en los sindicatos como organizaciones de los trabajadores.