Memorias

Sin rodeos Clavijo, el bufón del reino

Con diferencia, los canarios sufrimos el peor presidente de Gobierno que ha asumido la jefatura de esta colonia. Y esta afirmación la avala, no sólo lo que a política interior se refiere con los paupérrimos indicadores laborales y sociales que se nos imponen, sino también y principalmente a la imagen que de los canarios Clavijo proyecta al exterior. Aquello de invitar a los empresarios extranjeros a invertir en las islas porque nuestros trabajadores cobran menos y trabajan más, merecería la mutilación lingual. Nada digamos entonces, de la actitud servil y humillante con la que Clavijo acompaña las visitas presidenciales a la monarquía o a la presidencia del Gobierno de España y que le han hecho merecedor del calificativo de "genuflexo".  Ahora, contra todo pronóstico, el presidente se supera a sí mismo y se despacha con un viaje al Líbano con gastos a cuenta del contribuyente para visitar a la tropa profesional de "canarios" allí desplazados, y no lo hace sólo para emular competencias del ministerio de Defensa que no le son propias, sino lo que es peor, como otro acto de ultraje a los canarios, lamiendo la bota del militarismo y el colonialismo español. Todo un modelo, con el que el pintor Velázquez hubiese podido inspirar cualquiera de sus  miserables  bufones. 

luis y davidLuis Piernavieja y David Orduño, representantes de Intersindical en el sector de justicia

 Los seis sindicatos con representación en la mesa sectorial de Justicia de Canarias (INTERSINDICAL CANARIA, Cobas, UGT, CCOO, CSIF y STAJ) han alertado del colapso que se generará en los tres juzgados de las Islas que desde este jueves se encargan de manera exclusiva de los litigios relacionados con las cláusulas suelo ante la falta de personal.

Los sindicatos señalan que resulta claramente insuficiente el personal dotado para los juzgados de Primera Instancia número 1 de La Laguna (Tenerife), el número 6 de Las Palmas de Gran Canaria y el número 1 de Arrecife, en Lanzarote, que se encargarán de estos asuntos, siendo responsables de esta situación a la Dirección General de Justicia del Gobierno canario.

 

Sin negociar con los representantes de los trabajadores y en contra de las recomendaciones del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que estimó necesarios cinco funcionarios en los juzgados de Tenerife y otros tantos en el de Gran Canaria, el Gobierno canario se ha limitado a un auxilio judicial y a un tramitador en cada uno de ellos y no ha dotado de refuerzo al de Arrecife", han denunciado las fuerzas sindicales.

En Tenerife, por ejemplo, se esperan más de 2.000 demandas en el mes de junio, una avalancha que el Gobierno de Canarias va a convertir en colapso porque con esos refuerzos es imposible hacerle frente cuando los afectados llevan tres meses esperando por una resolución.

Las recomendaciones del CGPJ debían permitir acomodar los medios personales y materiales, de cuya dotación son responsables las administraciones, a las necesidades que fueran surgiendo en el desarrollo del plan de urgencia. El Gobierno de Canarias ha hecho caso omiso a dichas recomendaciones, ha preferido sobrecargar a los juzgados e imposibilitar una prestación de servicio público adecuada, de calidad y de pronta respuesta a los perjudicados como consecuencia de una decisión adoptada sin negociación, simplemente para cubrir el expediente.

Los sindicatos advierten de que no van a ser cómplices, como sí ha sido el Gobierno de Canarias, del perjuicio que se les causa a los afectados por las prácticas abusivas de los bancos.

Aisha

 

Cambio climatico

  

Opinión

Los hechos

demuestran ...

Huelga 14 Nov 2012que la organización y unidad de los trabajadores, es la herramienta más efectiva para la protección de sus derechos y avanzar en su dignificación laboral y social. Todo los grandes retrocesos sufridos por los trabajadores han coincidido con su desmovilización y apatía, todos los grandes avances de la clase trabajadora han sido acompañados de procesos de unidad laboral y lucha sindical. La forma natural y más efectiva de concentración de fuerzas para que se nos respete está en los sindicatos como organizaciones de los trabajadores.