Memorias

Sin rodeos Clavijo, el bufón del reino

Con diferencia, los canarios sufrimos el peor presidente de Gobierno que ha asumido la jefatura de esta colonia. Y esta afirmación la avala, no sólo lo que a política interior se refiere con los paupérrimos indicadores laborales y sociales que se nos imponen, sino también y principalmente a la imagen que de los canarios Clavijo proyecta al exterior. Aquello de invitar a los empresarios extranjeros a invertir en las islas porque nuestros trabajadores cobran menos y trabajan más, merecería la mutilación lingual. Nada digamos entonces, de la actitud servil y humillante con la que Clavijo acompaña las visitas presidenciales a la monarquía o a la presidencia del Gobierno de España y que le han hecho merecedor del calificativo de "genuflexo".  Ahora, contra todo pronóstico, el presidente se supera a sí mismo y se despacha con un viaje al Líbano con gastos a cuenta del contribuyente para visitar a la tropa profesional de "canarios" allí desplazados, y no lo hace sólo para emular competencias del ministerio de Defensa que no le son propias, sino lo que es peor, como otro acto de ultraje a los canarios, lamiendo la bota del militarismo y el colonialismo español. Todo un modelo, con el que el pintor Velázquez hubiese podido inspirar cualquiera de sus  miserables  bufones. 

9Una de las obras clandestinas realizada por el IAC en territorio de alta protección natural y arqueológicaIntersindical Canaria respalda en todo su contenido la demanda formulada por Ben Magec-Ecologistas en acción sobre las irregularidades habidas en la elaboración de los informes sobre evaluación ambiental para la instalación de los telescopios Cherenkov, incidencia esta que pretende dar continuidad a la política de tierra quemada que las autoridades y el Instituto Astrofísico de Canarias han venido desarrollando en el espacio protegido del Roque de Los Muchachos en la isla de La Palma.
Independientemente de sus resultados científicos, el Instituto Astrofísico de Canarias y sus observatorios localizados en el Roque de Los Muchachos han venido concadenando graves perjuicios a la Palma. La actitud displicente para con la legalidad que desarrolla el Consejo rector del IAC ha sido lamentablemente acompañada de la complicidad de las corporaciones insulares y del mismo Gobierno canario en el reiterado incumplimiento de las leyes ambientales y de protección del patrimonio, tanto en su apartado histórico como natural, con el agravante de haberse producido, precisamente, en un espacio natural de altísimo valor ecológico y de patrimonio histórico.

 

Desde que en el año 1985 se inaugurasen las instalaciones, el modus operandi de los responsables de las instalaciones astrofísicas, se han caracterizado por el desprecio al entorno y las normas de protección de este paraje natural y patrimonial singular. Así, se cuentan por decenas las áreas arqueológicas saqueadas por efecto de los movimientos clandestino de terreno; los sistemas de depuración de aguas residuales de las diferentes instalaciones, se han manifestado como deficientes y peligrosamente contaminantes para los acuíferos y su entorno; los estudios previos de impacto ambiental a las diferentes instalaciones han sido sistemáticamente burlados. Ello además de los importantes perjuicios ocasionados al conjunto de contrariada ciudadanía palmera por tener que vivir a "media luz" para facilitar las observaciones nocturnas. Además, en contra de lo afirmado por sus promotores, la creación de puestos de trabajo para la isla, ha sido inapreciable, tal como demuestran los hechos. Todas estas nefastas circunstancias se producen en un entorno singular, la Zona Periférica de Protección del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, un espacio declarado Área de Sensibilidad Ecológica y LIC (Lugar de Importancia Comunitaria), aparte de un territorio de altísimo valor arqueológico por la riqueza de los exponentes de los antepasados benahoaritas. En definitiva, la vulneración de las normas para protección de la zona y la desaforada e imparable instalación de nuevos y más telescopios y edificaciones dependientes, han convirtiendo a la cima de Parque Nacional del Roque de Los Muchachos en una anárquica maraña de cemento y torres metálicas sin posibilidades de alguna de reposición ambiental futura.

La reacción del actual alcalde garafiano, descalificando la denuncia de los ecologistas y apoyando al IAC, rayan en el ridículo. La propia institución municipal ha elaborado informes, en poder de esta organización sindical, en los que se plantean las actividades por los vertidos contaminantes del Observatorio. También conoce de las obras sin licencia realizadas. Pero, además, el ayuntamiento garafiano, incluso, ha reconocido que el IAC, ha evadido fraudulentamente y durante muchos años las tasas municipales por la construcción e instalación de los telescopios, hecho este especialmente relevante que va en grave detrimento del conjunto de los vecinos del Garafía. Recordemos además, la reciente ruptura del anterior pacto de Gobierno garafiano con NC por la "amnistía fiscal" con la que CC pretendía premiar al Instituto.
Esta situación no debe ser tolerada por ningún palmero o canario de bien, aunque estas actividades lesivas para nuestro patrimonio histórico y natural pretendan ser justificadas con la "benemérita" investigación del

Aisha

 

Cambio climatico

  

Opinión

Los hechos

demuestran ...

Huelga 14 Nov 2012que la organización y unidad de los trabajadores, es la herramienta más efectiva para la protección de sus derechos y avanzar en su dignificación laboral y social. Todo los grandes retrocesos sufridos por los trabajadores han coincidido con su desmovilización y apatía, todos los grandes avances de la clase trabajadora han sido acompañados de procesos de unidad laboral y lucha sindical. La forma natural y más efectiva de concentración de fuerzas para que se nos respete está en los sindicatos como organizaciones de los trabajadores.