thumb copiaRepuesta a la prohibición de la bandera canaria
Dentro de la actual ofensiva represiva del PP y el Estado español contra las libertades públicas, la prohibición de exhibir banderas canarias estrelladas en los estadios de futbol, tuvo su respuesta el pasado 26 de octubre en Tenerife con un despliegue masivo de la enseña nacional canaria durante el partido de la Copa del Rey que enfrentaba al Tenerife con el Espanyol. Intersindical Canaria, junto a otras organizaciones ciudadanas firmó un manifiesto contra la prohibición gubernamental.

Memorias

Sin rodeos

  El delito como habitual práctica empresarial

No hace mucho Clavijo utilizaba durante sus viajes al exterior los bajos salarios de los trabajadores canarios como reclamo para que los empresarios foráneos invirtieran en Canarias. Esos miserables salarios que son la consecuencia de la desaforada concentración de beneficios de las empresas que en Canarias ni pagan ni crean empleo, produce ahora tardía e inesperadamente la atención de Clavijo para, cariñosamente, aconsejar a la patronal que pague algo más a sus empleados.  La reacciones de la avariciosa y cavernaria patronal asentada en las islas no se he hecho esperar con perlas tales como que antes de incrementar los sueldos, el gobierno tiene que adjudicarles mayor número de servicios provenientes de lo público, o aquella otra, de que es una falacia que en Canarias hayan tantos pobres como dicen los indicadores y estudios. Pocas horas después el mismo  gobierno que ha promovido y animado la despreciable actitud empresarial, reconocía que tras haber iniciado una campaña inspectora, cerca de la cuarta parte de los trabajadores de las islas soportan condiciones abusivas e ilegales impuestas por la patronal. Vamos, que no sólo la mayoría de la clase empresarial en Canarias paga los perores salarios y acumula los más altos beneficios, sino que además la actividad delictiva y el desprecio por los derechos humanos y laborales se confirma como su enfermizo modus operandi.

 

2Los trabajadores irán a la huelga el 7 de septiembre

Tras el preaviso de huelga presentado por Intersindical Canaria y el conjunto de sindicatos con representación en las Empresa Seguridad Integral Canaria, Marsegur Seguridad y Sinergia Vigilancia y Seguridad (SVS) reclamando el cumplimiento del Convenio Colectivo y el abono puntual de los salarios de los trabajadores, el propietario de la empresa,  Miguel Ángel Ramírez, difundió poco tiempo después en los medios de comunicación su intención de cesar en parte de las actividades de vigilancia que su empresa desarrolla en el conjunto del País Canario, y lo que es más sorprendente, alegando insuficiencia de beneficios. Esta maniobra se produce cuando los trabajadores hartos del  los incumplimientos laborales de la empresa, principalmente en el apartado de abono de salarios, preavisaron la protesta que, en principio y a la espera de acontecimientos, se producirá el próximo 7 de septiembre.  

 

La reunión por la que la dirección de SIC, convocaba a todos los representantes sindicales para informarles de esta extravagante “cierre patronal”, quedó sin efecto al no haberse presentado la Empresa tras más de una hora de espera de los delegados sindicales, motivo por el cual los representantes de los trabajadores advirtieron a la Inspección de Trabajo de las peligrosas consecuencias del despótico y cavernario proceder de la dirección de la empresa de Seguridad y su presidente Ramírez, seguramente el empresario  más veces condenado por sus delitos y menos sanciones y condenas cumplidas –según se afirma popularmente- por sus buenas relaciones con algunos sectores de la judicatura y de la política institucional.

Cambio climatico

Opinión

Los hechos

demuestran ...

Huelga 14 Nov 2012que la organización y unidad de los trabajadores, es la herramienta más efectiva para la protección de sus derechos y avanzar en su dignificación laboral y social. Todo los grandes retrocesos sufridos por los trabajadores han coincidido con su desmovilización y apatía, todos los grandes avances de la clase trabajadora han sido acompañados de procesos de unidad laboral y lucha sindical. La forma natural y más efectiva de concentración de fuerzas para que se nos respete está en los sindicatos como organizaciones de los trabajadores.