Más que palabras

remedios sosa

Las silenciadas víctimas de SPANAIR en el Parlamento

Sin titulo

LOS PENSIONISTAS VUELVEN A LA CALLE EN SEPTIEMBRE. Tras su encuentro con la ministra de Trabajo, Magdalena Valeria, los pensionistas no ven motivos para paralizar sus movilizaciones y retomarán sus protestas en el mes de Septiembre. Por lo pronto ya preparan movilizaciones en Madrid tras recibir del gobierno sólo “buenas palabras” sin aportar medidas ni compromisos  precisos.  

LAS CAMARERAS DE PISO DEL HOTEL BE LIVE EN HUELGA. Las trabajadoras lanzaroteñas iniciaron paros parciales para reclamar un descenso en las actuales cargas de trabajo y el número de habitaciones por jornada laboral. Ya antes las camareras habían hecho lo propio para reclamar el abono de salarios retrasados. La huelga puede llegar a ser indefinida.

CONCENTRACIÓN DE CAMARERAS DE PISO EN LOS CRISTIANOS. El próximo 25 de agosto, las camareras de piso se concentrarán en la plaza de la Iglesia de los Cristianos desde las 16,30 a las 19 horas. Con esta protesta, el colectivo vuelve a reclamar una regulación de su profesión, una jubilación anticipada y reconocimiento de las enfermedades profesionales, con una gran incidencia en el sector de hostelería. 

LOS BOMBEROS DE LAS PALMAS SE PLANTAN. Pese a la teórica composición progresista, el grupo de Gobierno de la ciudad de las Palmas continúa sumando conflictos. Son ahora los bomberos los que se han plantado contra las horas extraordinarias por la negativa de la Corporación a abonarlas. El alcalde contrató esquiroles durante los pasados fuegos de San Lorenzo para sustituir a los trabajadores públicos.

 

Memoria

 

Sin rodeos

Medios de comunicación bajo control del Gobierno

La reciente censura impuesta al reportaje de una periodista de la televisión pública canaria en el que se recogía opiniones desfavorables hacia el gobierno de Clavijo, ha generado tímidas reacciones de algunos sectores políticos, mucho más benévolas de lo que cabría esperar para un antiguo problema que ya tendría que haber sido motivo de un fuerte correctivo parlamentario al  ejecutivo de Coalición Canaria, incluyendo un voto de la misma censura que con tanta impunidad ejerce. Tras eliminar de los medios de comunicación públicos a todas las voces especialmente discordantes, el aparato de propaganda de Clavijo ha pasado a la tarea de hacer lo propio en la mayoría de medios privados para cortocircuitar la voz de aquellas organizaciones sociales que nos les somos favorables y ha sustituido las opiniones disidentes por la suya propia. Para ello, mediante un sutil soborno con dinero público, el Gobierno ha hurtado la línea editorial y contenidos de la mayoría de medios informativos para convertirlos en su propia tribuna de entrevistas, reportajes e informaciones. Y aquí estamos, también en Intersindical Canaria, sufriendo esta dura campaña de amordazamiento ante las opiniones que retrate sin maquillaje al gobierno y a su mimada patronal. Una pérfida y férrea campaña de intoxicación informativa que no ha podido suplantar la realidad de unos trabajadores canarios en caída libre en materia de derechos y salarios y un régimen extractivo colonial de rapiña que sigue confirmándose como socialmente letal para la amplia mayoría de habitantes de este Archipiélago-nación. 

Intersindical en la protesta del Hospital del Norte de TenerifeEl gobierno de Canarias hurta recursos públicos para dárselos a la sanidad privada Los más de 35 años de historia de los Hospitales Comarcales del Norte y Sur de la isla de Tenerife han estado marcados por una lucha entre las distintas opciones políticas en el Gobierno, siempre a merced de los intereses mercantilistas que han frenado su desarrollo, y el empuje de los colectivos sociales, conocedores de las necesidades de atención sanitaria a la población.

            Así nos encontramos que, cinco años después de la inauguración del Servicio de Urgencias en el mal llamado Hospital del Norte, con ocho camas destinadas a un Servicio específico de Urgencias Pediátricas, no se cuenta en la plantilla con ese tipo de especialistas. Pero es más: tampoco con un Servicio de Laboratorio y Radiodiagnóstico que funcionen de forma adecuada para dar el necesario apoyo en una atención sanitaria correcta a cualquier usuario.

 

            La lista de deficiencias se extiende, si hablamos, por ejemplo, de la ausencia de Paritorios, del retraso en la creación de los Quirófanos de Cirugía Menor Ambulatoria, del Servicio de Esterilización o de que esos espacios, debieran haber albergado a un Servicio de Rehabilitación adecuadamente dotado, que en estos momentos está concertado y del que ahora ya no se podrá disponer en un futuro.

            Abundando en los déficits, toca hablar de las plantillas de profesionales, como siempre por debajo de los ratios establecidos en cuanto a la población asistida, o si se quiere, de cuestiones más al uso cotidiano como la calidad de las comidas que se sirven a los pacientes hospitalizados, en su gran mayoría geriátricos, o la ausencia de un servicio de peluquería.

            Lo que no ofrece dudas es que, 200.000 ciudadanos del Área Norte de la isla de Tenerife, tienen limitado su derecho a la prestación de los Servicios Sanitarios Públicos por la falta de voluntad política de este Gobierno de Canarias y del conjunto del equipo directivo que en esta materia, han colocado al frente.

            Desde Intersindical Canaria, exigimos a los responsables que se habiliten los medios que sean necesarios para que este “sucedáneo” de hospital que nos han vendido, se transforme en un verdadero Hospital Comarcal que garantice la asistencia sanitaria en condiciones de equidad a la ciudadanía.

8D7EB1A1 4CE9 4379 A3D5 C0ECFE8D0C9D

Cambio climatico 

Opinión

Los hechos

demuestran ...

Huelga 14 Nov 2012que la organización y unidad de los trabajadores, es la herramienta más efectiva para la protección de sus derechos y avanzar en su dignificación laboral y social. Todo los grandes retrocesos sufridos por los trabajadores han coincidido con su desmovilización y apatía, todos los grandes avances de la clase trabajadora han sido acompañados de procesos de unidad laboral y lucha sindical. La forma natural y más efectiva de concentración de fuerzas para que se nos respete está en los sindicatos como organizaciones de los trabajadores.