Memorias

Sin rodeosLas provocaciones a los estibadores

Las lamentaciones que algunos sectores de la patronal canaria plantean en torno a la huelga de los estibadores y la pérdida en millones de euros que, según afirman, ocasionan los paros, no han ido acompañadas de ninguna iniciativa empresarial para que las negociaciones se agilicen y propicien un acuerdo que también evite "el catastrófico" desabastecimiento que la avariciosa patronal canaria además augura. Tampoco el Ejecutivo español, tras aprobar el decreto que desencadenó el conflicto, ha hecho mucho. Al contrario, el portavoz parlamentario del PP en Madrid, hecha gasolina al conflicto insultando gravemente al colectivo de trabajadores con adjetivos y descalificaciones irreproducibles. ¿Son conscientes unos y otros que con su proceder están propiciando un enconamiento del conflicto? El denominado Estado de derecho, sustentado también en el respeto y cumplimiento de los acuerdos consolidados y libremente pactados entre las partes, obligan legal y moralmente al gobierno y a la patronal, lo que les debe llevar, de inmediato, a asumir los actuales derechos laborales y sociales de los estibadores, incluida la subrogación futura del conjunto de los puestos de trabajo, reivindicación esta que motiva ahora el conflicto laboral.

Jorge Dorta 2Jorge DortaEspaña ha alcanzado el dudoso honor de obtener la sexta posición en el ranking de miseria mundial, o dicho de otro modo en el Índice de Miseria publicado por Bloomberg que combina el desempleo y la inflación del país. Cuanto más alto el puesto en el índice más miserable su economía. De hecho España mejora ligeramente, ya que el año pasado quedo la quinta economía más miserable del mundo.

Si cogiéramos a Canarias y calculásemos su Índice de Miseria nos saldría un valor aproximado de 28, es decir, seríamos la cuarta economía más miserable del mundo por encima de Grecia (24) y a tan solo dos puntos de Argentina (30). Y digo un valor aproximado de 28 porque estoy cogiendo los datos del paro de la EPA y el IPC general. Todos sabemos que Canarias tiene los menores sueldos del Estado y la cesta de la compra, el agua y la energía más cara. Así que hasta estoy siendo generoso en el cálculo.

No te parece extraño que no cabe un turista en los hoteles canarios, en los puertos canarios bulle la actividad, e incluso el mercado de alquiler vacacional de viviendas tipo Airbnb esté lleno y no se encuentre una plaza, hasta tal punto que es difícil encontrar a un canario por la zona baja de Las Palmas de Gran Canaria.... y a pesar de todo eso y a pesar de estar la economía canaria creciendo a tasas de entre el 2,8 y casi el 4% los últimos años, siga sin producirse empleo y encabecemos la parte superior del índice de miseria al tiempo que siguen llegando emigrantes, ya no para directores de hoteles o de empresas como antaño, ni siquiera para funcionarios como en tiempos de Franco, sino para camareros y peones.

Parecería que esto no tiene sentido verdad, al menos desde un punto de vista económico o social, o, al menos, contradice los postulados de la teoría económica convencional. Bueno, en realidad si tiene sentido. En Canarias se produce una enorme redistribución de la riqueza, pero no del rico al pobre sino del pobre al rico. Eso se llama en economía captura y extracción de rentas, o hablando en términos coloquiales, es una economía basada no en la competencia sino en el privilegio.

En Canarias no hay empresarios, o al menos no hay grandes empresarios, lo que hay son lobistas y extractores de privilegios (captura de rentas). Sería interesante saber cuántas empresas tienen por único o principal cliente a la administración pública y quiénes son sus dueños. Alguno tiene hasta 70 según se dice por ahí y financiadas con la RIC, es decir con los impuestos que no pagaron.

Una economía basada en la extracción de rentas beneficia a unos pocos sacrificando las oportunidades de todos los demás. El REF, el Régimen Económico y Fiscal no es la continuación de nuestros fueros históricos como nos han hecho creer sino un instrumento que garantiza la captura y extracción de rentas en Canarias tanto de un puñado de empresarios locales como de las empresas españolas (y extranjeras) que operan en Canarias. Nuestros fueros históricos eran libertades comerciales, el REF es la ausencia de estas.

Evidentemente una institución económica extractiva como el REF no puede mantenerse en el vacío, necesita de una institución política igualmente extractiva que le de soporte y lo sostenga. Esa institución política extractiva es la esperpéntica ley electoral canaria que hace que con un puñado de votos sigan gobernando los mismos desde hace ya treinta años. Evidentemente esa ley abiertamente antidemocrática tampoco podría sostenerse en el vacio, necesita el soporte que le da el Estado español. Recordemos que Canarias no puede fijar ni su Régimen Económico y Fiscal ni tampoco su estatuto de autonomía. Eso son leyes que han de ser aprobadas y otorgadas por Madrid.

Dentro de este engranaje institucional extractivo también podríamos incluir el modelo de integración forzada de Canarias en la UE como Región Ultraperiférica en lugar de como País y Territorio de Ultramar, pero de momento vamos a dejarlo para no complicar excesivamente las cosas.

Los gobernantes hacen lo que sea necesario para permanecer en el poder. No les importa el desarrollo de Canarias o de sus habitantes, a menos que tengan que hacerlo para permanecer en el poder, y en Canarias - gracias a la Ley Electoral y gracias al Aparato del Estado español - no necesitan hacerlo. Esto no es una proclama o una afirmación gratuita, esto es lo que te dice la Teoría del Selectorado, una teoría de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales ampliamente estudiada y reconocida.

Por su parte a España, tampoco le importa el desarrollo de Canarias o de sus habitantes, a España lo que le importa es conservar la españolidad de Canarias, mantener sus bases militares que le otorgan proyección internacional, tener un mercado cautivo en donde poder volcar sus excedentes de producción que no puede colocar en otros mercados además de seguir extrayendo rentas de esa colonia turística que es Canarias. Canarias es la Cuba española del siglo XXI y España actúa en consecuencia.

Por tanto aunque la realidad de Canarias desde la teoría económica convencional no tenga mucho sentido, desde la teoría de Economía Política y desde las Relaciones Internacionales y las Ciencias Políticas tiene todo el sentido. Simplemente unos pocos están manteniéndose en el poder de forma ilegitima, enriqueciéndose ellos y sus amigotes, gracias a que han alineado sus intereses con los intereses españoles que les protegen a través de la ley Electoral y les permiten quedarse con las migajas del REF.

2017061606100276680 copia 2

LANZAROTE
Martes, 20 de junio de 2017
18 horas
Centro Cívico de Arrecife

LA PALMA
Lunes 26 de junio de 2017
17 horas
Casa Salazar. O,daly, 22
Santa Cruz de La Palma

Opinión