jacintoEl Magistrado del Juzgado de Primera Instancia nº Trece de Las Palmas de Gran Canaria, Juan José Suárez Ramos, ha condenado a Jacinto Ortega Del Rosario a abonar una indemnización de 4.000 euros a Miguel Ángel Ramírez, por –según el juzgador- intromisión en el honor del empresario Ramírez.

 

Los hechos se circunscriben al 31 de marzo de 2015, cuando Jacinto Ortega, entonces Coordinador Nacional de Seguridad Privada de INTERSINDICAL CANARIA, criticó en Rueda de Prensa las rechazables e indignantes actuaciones de Miguel Ángel Ramírez contra los derechos más elementales de los trabajadores.

Si bien este fallo judicial –que no es firme- debe ser acatado por estricto cumplimiento del imperativo legal, no es menos cierto que para quienes concebimos el derecho a la libertad de expresión como un pilar fundamental de lo que constitucionalmente se ha dado en llamar Estado de Derecho, queremos manifestar públicamente que el pronunciamiento judicial que cuestionamos, viene a engrosar la pléyade de ataques a los que ciertos sectores de la Judicatura vienen sometiendo a aquellos que, sin ostentar cotas de poder en cualquiera de sus formas, ejercen sus legítimos derechos para la defensa de los sectores más desfavorecidos de nuestra sociedad, denunciando practicas detestables del empresariado, de las que Miguel Ángel Ramírez es protagonista una vez y otra. Desde INTERSINDICAL CANARIA manifestamos sin cortapisa alguna, que sentencias como la del Magistrado Suárez Ramos constituyen un siniestro y nuevo avance en la ofensiva judicial contra la libertad de expresión, lo cual constituye una evidente apología de la reaccionaria Ley mordaza gestada por el PP.

Agaete

 
 Grupos manifestantes sostienenen ampliacion Agaete EDIIMA20180623 0327 19

Movilización popular contraria a la ampliación del puerto de Agaete

Una multitudinaria marcha popular integrada por más de diez mil personas que inició su recorrido en el parque de San Telmo para concluir en la sede del Gobierno en Las Palmas, expresó su desacuerdo con la construcción del macro-puerto de Agaete proyectado por el gobierno de Clavijo y Coalición Canaria. Colectivos políticos, sindicales y ecologistas llamaron a la protesta realizada el sábado 23 de junio, recriminando al gobierno que continúe apostando por las macroinfraestructuras injustidicadas que malversan el dinero público y que avanzan en la política de tierra quemada y de deterioro del territorio canario. En una encuesta realizada por el propio ayuntamiento del municipio de Agaete, la inmensa mayoría de la población es contrario a la construcción del proyecto. Mientras el Cabildo de la isla se ha manifestado por la celebración de un referéndum vinculante.