11. Ruiz de Padron 8.9.1823

Nacido en San Sebastián de la Gomera, el religioso Antonio Ruíz de Padrón fue elegido diputado en las Cortes de Cádiz en representación de Canarias en el año 1811. Tanto su acción religiosa como política estuvo marcada por el progresismo y la defensa de los derechos humanos, precisamente en una época política y socialmente oscura, distinguiéndose en todo los debates sociales de la época. Fue especialmente crítico con la Inquisición, llevando a las Cortes la necesidad de su desaparición, aunque tras decretarse el final de sus cruentas actividades, el denominado Santo Oficio conseguiría la venganza logrando durante algún tiempo la encarcelación de Ruíz de Padrón. Murió a los 66 años en Galicia. Tardíamente, en el año 2012, el Cabildo de la Gomera le nombró Hijo Predilecto de la isla.