24 mayoUn grupo de intelectuales con el Dr. Gregorio Chil y Naranjo al frente, fundan e inauguran el Museo Canario cuyas primeras instalaciones ocuparon la planta alta del ayuntamiento de Las Palmas. El inicio de las actividades del museo ya comienza con la presencia de importantísimos vestigios prehispánicos de la población aborigen, colecciones geológicas, zoológicas y artísticas, incorporando además una amplia biblioteca que acabará siendo la más completa sobre temas canarios. Posteriormente las instalaciones son trasladadas a la vivienda de Chil y Naranjo una vez que este la lega en su testamento, aunque no serían ocupadas hasta 1923 tras la muerte de su esposa y tardíamente abiertas al público en el año 1930 por problemas de financiación.