30. Cesar ManriquePintor, escultor y arquitecto. Después de una inicial y nunca explicada actitud colaboracionista con la dictadura que le llevó a enrolarse en las tropas de Franco, Cesar Manrique regresa a Canarias e inicia una intensa actividad creativa que le lleva a realizar numerosas exposiciones en el Archipiélago, en España y otros países. Sus llamativos murales forman también parte inseparable de su faceta de pintor. En 1996 se instala definitivamente en Lanzarote iniciando más allá de las fronteras conejeras el diseño de espacios arquitectónicos integrados en el paisaje, poniendo su sello ecológico y de relación armónica con la naturaleza. Durante su corta estancia en EE.UU muestra sus deseos de volver pronto a Canarias. Junto a otras muchas distinciones de carácter estatal e internacional, recibió el premio Canarias de Bellas Artes del año 1989. Las circunstancias de su muerte cuando contaba 73 años de edad, le jugaron una mala pasada al motivarla un accidente de tráfico mientras conducía su coche, algo que por su vida casi contemplativa y alejada del mundanal ruido, nunca imaginó.

29. Huyendo del fuego. Incendio Norte Tenerife Sept. 1983 2Se inicia un incendio forestal en el municipio de los Realejos que por espacio de cuatro días alcanza también a las localidades de Icod de los Vinos, La Guancha, Santiago del Teide, Garachico, San Juan de la Rambla y el Tanque. El siniestro afectó a 6 mil hectáreas, un 40% de la masa forestal de la Isla, y supuso una catástrofe económica y ecológica. Las escasas medidas preventivas, la falta de recursos para la extinción, la inexistencia de medios de intervención aéreos que tardaron varios días en llegar desde España y la descoordinación entre las instituciones públicas, incidieron considerablemente en la magnitud de la tragedia.  -Una anciana huye despavorida con su gallina en brazos-.

28. Bartolome Retocada .3 1Tras ser ametrallado dos días antes en su domicilio del barrio de Somosierra de Santa Cruz de Tenerife, muere en el Hospital a los 21 años de edad, el estudiante de Magisterio; Bartolomé García Lorenzo. Un gran número de ciudadanos se concentraron esa misma noche espontáneamente en la plaza del barrio de Somosierra, dando lugar a una manifestación nocturna que se dirige hacia el Gobierno Civil. La marcha es interceptada y disuelta por la policía, iniciándose una noche de violencia en la capital con desórdenes y destrucción de algunas dependencias gubernamentales. La ridícula nota oficial del gobierno, habla de que el incidente fue el resultado de un error al disponer la policía de una información que aseguraba que en el domicilio de Bartolomé se encontraba Ángel Cabrera “El Rubio”, presunto secuestrador del empresario Eufemiano Fuentes.

27. S.S Gomera en el siglo XVIILa clase dirigente, el campesinado y el proletariado unen sus fuerzas para intentar acabar con los abusos y la dependencia del régimen señorial. La revuelta social contra el Conde de la Gomera se produce por parte de muchos vecinos, quienes tras concentrarse en Hermigua, asaltan el Castillo de los Remedios y se apoderan de la artillería y la pólvora, expulsando al administrador del Conde. Tras la reacción contraria de los militares en la isla, los sublevados decidieron abandonar su intento, restableciéndose el férreo control señorial dependiente de España.

26. Manifestacion en Las Palmas por la division provincial 2La denominada hasta entonces provincia de Canarias, es subdividida en dos durante la dictadura de Primo de Rivera: provincia de Santa Cruz de Tenerife y provincia de Las Palmas. Ya antes, en 1819, la iglesia católica había hecho lo propio con la creación de dos diócesis, que denomina de Tenerife o Nivariense y de Canarias o Canariensis. Con ello, unos y otros daban pábulo al fratricida pleito entre las burguesías de las dos islas principales del Archipiélago.

25. Entierro de Guillemo Batista ametrallado por el Frente PolisarioLos integrantes del pesquero artesanal canario “El Junquito”, de 15 metros de eslora, son salvajemente asaltados por miembros del Frente Polisario y tras ametrallar la embarcación asesinando al contramaestre Guillermo Batista, secuestran durante 8 días a los seis marineros restantes y mantienen en su poder el cadáver del fallecido. Mientras la entrega de los pescadores se producía en Argelia, los portavoces oficiales saharauis afirmaban de modo infame que el secuestro “no es un gesto anti-español” y que la acción constituye “un acto en legítima defensa”.  -Instantánea del  entierro del pescador Guillermo Batista