Ahora Canarias 20.2.2108

 

Jorge DortaJorge Dorta


AsierAntona, es vasco que encabeza y dirige el PP canario ha dicho que “Tras 30 años de CC, y con los mayores recursos de la historia, Canarias está última en paro, sanidad y educación”. Antona tiene razón, los gobiernos de CC han sido desastrosos para el pueblo canario, pero lo que no nos querrá hacer creer Antona ahora es que la culpa es únicamente del medianero y no del amo. Que el medianero es un sinvergüenza y un vendido ya lo sabemos todos, pero que el amo está detrás también.

A ver, que en Canarias no se gobierna para el bien común, a estas alturas de la película lo tenemos claro. Que los de CC son unos incompetentes y unos inútiles, que les falta capacidad de liderazgo y que no dan para más, también,.... igual que sabemos que están ahí enquistados en el poder porque son los medianeros que ha puesto el amo para que cuiden de su finca. La ley electoral canaria es una farsa antidemocratica y una burla pero sancionada por el Tribunal Constitucional español y Capitanía General que es quien realmente manda aquí.

En Canarias se gobierna para el turista y para el foráneo, no para el nativo, eso está claro, ... y si vemos cuales son los intereses que hay detrás del turismo canario veremos lo siguiente en resumidas cuentas. De todos los hoteles aproximadamente el 60% de las plazas hoteleras en Canarias son propiedad de las grandes cadenas españolas como RIU, Iberostar, H10, etc... aproximadamente un 10% de las plazas hoteleras son propiedad de las grandes cadenas internacionales como Allsun o Labranda y que solo y el resto un 30% son cadenas "canarias"... y pongo lo de "canarias" entre comillas porque muchas de las supuestas cadenas canarias son en realidad foráneas, propiedad de españoles como Gloria Palace o Beatriz Hoteles, o de extranjeros como Servitur o Fred Olsen. 

 

Si tienes en cuenta de que el turismo es actualmente el 40% de la economía canaria.... pues ya sabes para quien se hizo el REF y los incentivos fiscales...... Fuera del turismo la situación no cambia. La empresa de mayor facturación de la provincia de Santa Cruz de Tenerife es DISA, propiedad del catalán Demetrio Carceller. La de mayor facturación de la provincia de las Palmas es Unelco, propiedad de Endesa. ... la mayores constructoras Satocan del extremeño Juan Miguel San Juan, las empresas de agua,... de españoles y franceses, ..y asís suma y sigue.

Es cierto que los gobiernos de CC han sido un desastre, es cierto que Canarias está última en paro, sanidad y educación como dice Antona, ....pero esto es así porque en Canarias no se gobierna para el bien común ni para los intereses de los canarios sino para los intereses foráneos.... Coalición es una maldición pero es España la mano que mece la cuna y la que saca la mayor tajada... para entenderlo tan solo le tienes que seguir la pista al dinero...

 

 

Julian AyalaJulián Ayala

El Juzgado Contencioso Administrativo Nº 3 de Santa Cruz de Tenerife ha anulado la sanción que me impuso el Ayuntamiento de esta ciudad, bajo la acusación infundada de haber colocado en lugares no autorizados carteles convocando la manifestación contra la Ley del Suelo que tuvo lugar el sábado 26 de noviembre de 2016.

La sentencia emitida estima el recurso contencioso-administrativo que interpuse, declara que el acto administrativo impugnado no es conforme a derecho, anula le resolución recurrida y condena al Ayuntamiento al pago de las costas con el límite máximo de 300 euros.

Contra la sentencia no cabe recurso de apelación.

UN MONTAJE. Aunque el fallo judicial se basa en la concurrencia de una serie de irregularidades en la tramitación del expediente que afectan directamente al derecho de defensa del recurrente, sin entrar a valorar las alegaciones de este, considero que aquel es el resultado lógico de todo un montaje en el que están implicados como autores directos los policías locales 10137 y 12173, que firman tres actas de infracción manifiestamente falsas fechadas el 15 de diciembre de 2016; la comisaria de la Policía Municipal, Carmen Delia González Martín, que traslada dichas actas al Área de Bienestar Comunitario y Servicios Públicos del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y, especialmente, el concejal delegado de dicho área, Dámaso Arteaga Suárez, que ordena iniciar el expediente sancionador y nombra instructor del mismo al jefe de la Sección de Soporte Administrativo y Control de Servicios Públicos, Pablo López Armas.

El problema empieza –tal vez casualmente, pues igual podían habérselo endosado a otro– con mi identificación por dos policías locales el 19 de diciembre de 2016, cuando, en unión del profesor universitario Santiago Pérez García, acababa de dar una rueda de prensa a las puertas del Parlamento de Canarias, donde criticamos el proyecto de Ley del Suelo que en esos momentos se tramitaba en la Cámara autonómica. Además de los datos del DNI, los agentes me pidieron un teléfono de contacto y yo, que en ese momento carecía de móvil, les di el fijo de mi domicilio, que no figura en el listín telefónico. Cito este dato, porque aparece en las actas de infracción, lo que me reafirma en la creencia de que los autores de estas actas falsas fueron los policías que me identificaron.

Casi un año después de este hecho, el 23 de octubre de 2017, recibí la notificación del decreto de incoación de expediente sancionador por haber fijado carteles de propaganda (la convocatoria de la manifestación contra la Ley del Suelo que tuvo lugar el 26 de noviembre de 2016) en tres vías de la ciudad donde, según el artículo 7 de la Ordenanza de Paisaje Urbano, está prohibido hacerlo. El decreto establecía como propuesta de sanción una multa de 60 euros por considerar la infracción como leve.

CONTRADICCIÓN EN LAS ACTAS. En las alegaciones siguientes hice constar la existencia de contradicción en las tres actas de infracción levantadas por los agentes; contradicción consistente en que en ellas se consignaba simultáneamente que fui identificado y que estaba ausente, por lo que no pudo dárseme a firmar ninguna.

¿Cómo llegaron a la conclusión de que fui yo quien colocó los carteles, si no me sorprendieron colocándolos? Misterio. La única prueba de mi autoría es lo que dicen los propios agentes actuantes en un informe que dirigen a la comisaria del cuerpo: "Los policías que suscriben informan a usted que en funciones propias del servicio y al observar publicidad en mobiliario urbano en diferentes zonas del centro se comunican con responsable de la manifestación para que retirara dicha publicidad, bajo apercibimiento de levantar acta por las infracciones observadas, pasado quince días, se procede al no ser retirada la publicidad en lugares no autorizados, se levanta actas según Ordenanza de Paisaje Urbano".

Mentira evidente, pues aparte de que yo no fui el "responsable de la manifestación", que fue convocada por la Plataforma Canarias por un Desarrollo Sostenible, integrada por más de doscientas personas pertenecientes a organizaciones ecologistas, sindicatos y partidos políticos, así como ciudadanos y ciudadanas a título individual, ningún policía se puso en contacto conmigo para indicarme nada referente a dicha publicidad.

La realidad fue, como he indicado más arriba y así hice constar en las alegaciones, que se me identificó cuando realizaba un acto legal, el 19 de diciembre de 2016, y se utilizó esa identificación para achacarme una serie de acciones ilegales, de las que, supuestamente, los policías habían levantado actas cuatro días antes. Todo un montaje para reprimir la legítima protesta ciudadana contra una ley que va a convertir el territorio de las islas en materia de especulación y negocio inmobiliario. Abunda en esta certeza el hecho de que el informe policial y las actas fechadas el 15 de diciembre no fueron enviadas al concejal responsable por la comisaria de la Policía hasta el 19 del mismo mes, exactamente a las 14 horas y 12 minutos, como consta en el expediente; es decir, dos horas después de mi identificación a las puertas del Parlamento. En la fase probatoria, quizá hubiera solicitado que alguien explicara esta falta de diligencia, que de todas maneras no es lo más importante en el embrollo fraudulento del expediente sancionador.

Por todo ello solicité el archivo del expediente y, en caso de que la solicitud fuera desestimada, la apertura de una fase probatoria para ejercer mis derechos de defensa.

CATÁLOGO DE DESAFUEROS. Sin embargo, el funcionario instructor del expediente y el concejal responsable no se dieron por aludidos, pues ni trasladaron a los agentes denunciantes mis alegaciones, para que emitieran el obligatorio informe de ratificación, ni se pronunciaron formalmente sobre la admisión o no de la prueba presentada, ni procedieron a la apertura de la fase probatoria.

Todo ello debió haberse efectuado, según la ley, antes de la propuesta de resolución, que recibí el 1 de diciembre de 2017. Esta propuesta, naturalmente, no tuvo en cuenta para nada las alegaciones presentadas, pues se limitó a citar como único fundamento de la sanción el artículo 77 de la Ley de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, y el artículo 52 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana, más conocida como Ley Mordaza, que en ambos casos recoge, la presunción legal de las denuncias, atestados o actas formuladas por los agentes de la autoridad en ejercicio de sus funciones. "De lo que se deduce que dicho acta tiene presunción de veracidad".

Todos estos desafueros me colocaron en la situación de indefensión a la que se refiere el juzgado, que, por ello, estimó el recurso y dictó la nulidad del procedimiento administrativo.

RIZAR EL RIZO DEL ESPERPENTO. Pero hay más. Mis alegaciones a la propuesta de resolución les hicieron caer en la cuenta del patinazo cometido al no haber recabado la ratificación de los agentes ni realizado prueba alguna, especialmente sobre los extremos que, según los policías denunciantes, me fueron informados telefónicamente.

Para intentar tapar la chapuza solicitaron –fuera ya del tiempo habilitado para ello–  un informe de la Policía Local, que me fue comunicado el 7 de marzo de 2018. Dicho informe riza el rizo del esperpento, pues los policías denunciantes, verdaderos émulos de Torrente, el brazo tonto de la ley, que popularizó hace unos años el cineasta español Santiago Segura, afirmaron lo que copio textualmente, respetando incluso las incorrecciones gramaticales:

"Nos ratificamos en los hechos denunciados, lugar y hora.

Para la localización e identificación del denunciado y adjudicarle la autoría se realizan varias gestiones para llegar a esta conclusión.

Nos comunica la Subdelegación del Gobierno que el responsable como organizador de la manifestación y presidente de dicha organización es el que nos refiere.

Puestos en contacto telefónico con el mismo e informarle de la prohibición de colocar publicidad en mobiliario urbano y tratándose de un acto sin ánimo de lucro, se le da un plazo de diez días para que retire la publicidad que se ha observado en varios puntos de la capital en mobiliario urbano y fachadas no autorizadas. Comunicándonos que efectivamente él es el responsable, pero que hasta que no retiren las microalgas o pague algún responsable él no va a hacer nada.

Transcurrido el plazo establecido se procede a levantar acta".

Y se quedaron tan panchos, sin caer en la cuenta de que esta supuesta conversación era imposible que se hubiera producido en diciembre de 2016, pues el fenómeno de las microalgas, que también fue causa de una gran manifestación ciudadana, se produjo durante el verano de 2017.

No obstante, Dámaso Arteaga, igual de velillo y mentiroso que los dos "brazos tontos de la ley", no tuvo el menor reparo en firmar el decreto de resolución y concluyó multando a un ciudadano inocente con 60 euros. Sin cortarse y por la jeta, que para eso es el concejal delegado del Área de Gobierno de Bienestar Comunitario y Servicios Públicos. El puto amo, vamos. (¡Dios nos coja confesados!)

PINCHAR EN HUESO. Pero esta vez el ilustrísimo señor pinchó en hueso. Quizá tuvo la idea de que darle un pequeño escarmiento a un perroflauta o "terrorista social de los que se oponen a todo" nunca está de más y la ocasión la pintan calva. A mí los 60 euros me la traen al pairo; si don Dámaso los necesitara para sus tareas de Bienestar Comunitario no me hubiera importado donárselos (y más incluso). Lo que me repateó el ánimo y me hizo perder mi tiempo, refutando los enredos y faramallas de estos badulaques, hasta el punto de presentar un recurso contencioso contra la sanción, no fue la cuantía de esta, sino el atropello y abuso de poder de que hicieron gala unos responsables municipales, que confunden el Ayuntamiento con su finca privada y la política municipal, que debe estar al servicio de los ciudadanos y ciudadanas, con la represión de las personas que, legítimamente, pueden no estar de acuerdo con algún proyecto emanado de los poderes públicos afines a quienes gobiernan la corporación.

CODA PARA GENERAL CONOCIMIENTO. Ingresé en la honorable cofradía de perroflautas cuando el viejo genocida estaba todavía pescando salmones y firmando sentencias de muerte, y si entonces no me resigné a las arbitrariedades del poder, mucho menos lo voy a hacer ahora, viejo, peleón y con el colmillo más retorcido que un jabalí asilvestrado. Que lo tengan en cuenta los mandamases y caciquillos de tres al cuarto, como estos que fueron por lana y salieron trasquilados. Es un aviso.

 

Sin tituloSe Puede

 

Desde hace un mes veníamos preguntándonos quién era Juan Guaidó que irrumpió fuertemente en la política internacional, reconocido por varios gobiernos como presidente de Venezuela (!!!), sin ser electo, y rápidamente también aceptado por representantes de la derecha uruguaya. Hoy Guaidó empezó a atacar a nuestro compañero presidente Tabaré Vázquez simplemente porque junto con México emprendieron el único camino posible que entendemos quienes amamos la democracia, la libertad, la paz y especialmente el diálogo. Y claro, Guaidó no está de acuerdo con esas posturas. Y nos encontramos con una nota escrita por por Pablo Pozzi para la publicación “Quién es quién” la cual transcribimos a nuestros lectores. Simplemente es un aporte más. Puede algún lector considerar que no se ajusta a la verdad y que Guaidó es un demócrata cabal. Tomémosla entonces como un insumo más para tratar de conocer qué sucede en Venezuela que parece haberse transformado en el centro del mundo.

Abro el New York Times (bueno, clickeo su ícono en la web) y veo que ha declarado a Juan Guaidó como alguien «con un refrescante estilo y una visión para hacer avanzar» a Venezuela. Al mismo tiempo Bloomberg News insiste que Guaidó intenta «restaurar la democracia», y el Wall Street Journal lo declara como «nuevo líder democrático». Me encantó, digo porque no solo no sabía quién era Guaidó, sino que no tenía siquiera noción de quién era. Por suerte, estos baluartes del periodismo objetivo, y la defensa de la democracia me lo aclararon.

Bueno, hasta que me llegó un mail de mi amigo, el sindicalista canadiense Sid Shniad, que traía consigo una larga investigación de los periodistas Dan Cohen y Max Blumenthal. Ambos periodistas deben ser muy mal llevados (ni hablar de Sid que siempre lo fue, como buen rojillo cascarrabias) porque se dedicaron simplemente a hacer algo que no han hecho otros periodistas: revisar la web, entrevistar a especialistas, leer diversos informes de ONG sobre Venezuela. Y ahí, oh sorpresa, resulta que el joven demócrata Guaidó no salió de la nada. Y mucho menos es la cara de la democracia en Venezuela (bueno, y tampoco en ninguna otra parte). Pero ¿quién es Guaidó? ¿Qué nos cuentan Cohen y Blumenthal?

Primero lo más simple: Guaidó es miembro del partido Voluntad Popular, fundado por Leopoldo López y protagonista de los enfrentamientos llamados guarimbas que costaron la vida de un par de cientos de venezolanos entre 2014 y 2017 (lo que nadie te dice es que 70% de los muertos fueron chavistas). Voluntad Popular es el sector más pronorteamericano, neoliberal e intransigente de la oposición antichavista, que rechaza cualquier tipo de negociación que no implica una purga total de los adherentes de Chávez y un desmantelamiento de todos los programas reformistas de las últimas dos décadas. López, además de ser un neoliberal y de ultraderecha, ha recibido casi 50 millones de dólares de «ayuda democrática» de las organizaciones USAID (del gobierno norteamericano) y National Endowment for Democracy (NED: un reconocido frente de la CIA), esto según el instituto español FRIDE. Guaidó fue electo diputado con el 26% del voto en 2016 por el pequeño estado de La Guaira, gracias a la fragmentación de candidaturas; o sea, no es lo que se dice un representante del pueblo. Y se convirtió en presidente de la Asamblea Nacional en circunstancias aún hoy poco claras (en realidad la presidencia legalmente le correspondía a un tal Juan Andrés Mejía).

Ya de por si los datos anteriores hacen de Guaidó una persona más o menos para desconfiar. Pero Cohen y Blumenthal se dedicaron a buscar un poquito más allá. Lo primero que encuentran es que Guaidó era un dirigente estudiantil de la Universidad Andrés Bello. Aparentemente fue uno de los cinco estudiantes venezolanos enviados por el NED a Belgrado en 2005 (Guaidó tenía en ese entonces 21 años) para ser capacitado por CANVAS. Este último es un grupo de entrenamiento para «protestas no violentas» responsables por varias «revoluciones de color» como la de los neonazis de Ucrania. En 2007 Guaidó se recibió de la universidad y viajó a Washington para estudiar con Luis Enrique Berrizbeitia, un ex director ejecutivo del FMI. Cohen y Blumenthal no discuten ni especulan sobre cómo hizo un muchachito de La Guaira para conectarse con uno de los principales economistas neoliberales de América Latina. Eso sí, poco después de comenzar sus «estudios» Guaidó era parte del grupo fundador de la Generación 2007: una organización de estudiantes entrenados por CANVAS y financiado por Washington cuyo objetivo era derrotar la reforma constitucional chavista de ese año. Según los emails del embajador norteamericano en Venezuela en 2007, «el objetivo de Generación 2007 era forzar al gobierno venezolano a reaccionar con represión», todo para crear un «evento internacional». Guaidó fue uno de los personajes identificados como dirigentes de esas protestas.

En noviembre de 2010 Guaidó y otros dirigentes de Voluntad Popular participaron de un seminario secreto de cinco días en el hotel Fiesta Mexicana de la Ciudad de México. El seminario fue organizado por Otpor, una institución dedicada a «los cambios de régimen» financiada por Washington. A su vez, el dinero del seminario provino de la petrolera mexicana Petroquímica del Golfo y la banca JP Morgan. Durante el seminario, según los emails de uno de los participantes, se planificó la desestabilización del gobierno de Venezuela, incluyendo el asesinato de Hugo Chávez y luego el de Nicolás Maduro. Las guarimbas de 2014 fueron parte de esa campaña, y en diversos videos se pueden ver a los dirigentes estudiantiles con camisetas que dicen Voluntad Popular. Entre ellos estaba Guaidó.

El gobierno venezolano detuvo a varios de los dirigentes de Voluntad Popular, acusándolos de terrorismo y de tenencia de armas de guerra. Entre ellos estaban Freddy Guevara, Lester Toledo, Carlos Graffe, David Smolansky, Yon Goicoechea y Leopoldo López. Varios de ellos fueron liberados a la espera de juicio, y en esa instancia salieron al exilio, mientras que Leopoldo López se encuentra el día de hoy bajo arresto domiciliario. Digamos que para las acusaciones de que es una salvaje dictadura, las penas para estos opositores han sido increíblemente leves. Más aún, Smolansky escapó sin muchos problemas a Estados Unidos luego de fugarse a Brasil disfrazado de cura. Una vez en Washington tuiteó que tuvo una «amable reunión» con Elliot Abrams, el famoso arquitecto de las bandas paramilitares durante la década de 1980 y hoy en día «enviado especial de Trump» en Venezuela. Para pobres estudiantes democráticos, estos muchachos tienen un acceso notable con muchos de los personajes más oscuros de la política norteamericana.

Lo anterior parece haber favorecido a Guaidó, que pasó de dirigente fundador, pero secundario, a ser el portaestandarte de Voluntad Popular. En diciembre de 2018 Guaidó viajó en secreto a Washington para planificar las movilizaciones en contra de Maduro que ocurrieron en enero de 2019. Allí recibió el compromiso de apoyo de los senadores trumpistas Marco Rubio, Rick Scott y el diputado Mario Díaz Ballart, para luego reunirse con el secretario de estado Mike Pompeo. El 5 de enero, antes de regresar a Venezuela, Guaidó fue nombrado presidente de la Asamblea Nacional, y 18 días más tarde se autoproclamó «Presidente a Cargo» de Venezuela (un título que constitucionalmente no existe). Rápidamente Washington se movilizó para reconocerlo mientras presionaba a sus aliados y títeres para que hicieran lo mismo.

Guaidó no salió de la nada, así como tampoco es un demócrata preocupado por la vida de los venezolanos. Eso queda muy claro en el informe de Cohen y Blumenthal. Evidentemente, ni el New York Times ni el Wall Street Journal se hicieron eco de la investigación de Cohen y Blumenthal. ¿Para qué? Si el Departamento de Estado siempre te dice la verdad y lo que hay que decir.

Ramon TrujilloRamón Trujillo

 

Canarias necesita un amplio debate público sobre sus infraestructuras de transporte para evitar nuevos despilfarros. Ginés de Rus, catedrático de economía aplicada de la Universidad de Las Palmas, escribía hace años que “no es infrecuente que se acometan proyectos cuya rentabilidad social esperada es negativa. En este caso, las infraestructuras reducen el nivel de bienestar social, al constituirse en una carga, en sus gastos de construcción, explotación y mantenimiento para el conjunto de la sociedad”.

El gasto en infraestructuras innecesarias obviamente no ocurre sólo en Canarias. En 2008, antes de sufrir los efectos de la crisis, España dedicó el 1,62% del PIB a infraestructuras. Ese mismo año Alemania destinó el 0,7% de su PIB, Francia el 0,5% y Estados Unidos el 0,49%. En realidad, países como Alemania, Reino Unido y Estados Unidos nunca han dedicado el 1,6% de sus PIBs a infraestructuras en tiempo de paz. Esto nos da la medida de nuestra desmesura.

En marzo de 2018, Ginés de Rus compareció en el Parlamento de Canarias y propuso crear una agencia de evaluación de proyectos de infraestructuras, independiente de la administración que promueva el proyecto. Explicó que España sólo usa el 50% de su capacidad portuaria. Afirmó que el Puerto de Arinaga no tenía viabilidad (recordemos que recibió tres barcos en sus cuatro primeros años) y añadió que el Puerto de Tazacorte se hizo después de remitir tres informes de coste-beneficio a la Comisión Europea que fueron rechazados. Dieciséis años después de su inauguración, el Puerto de Tazacorte recibió su primer crucero y, de inmediato, las autoridades locales han exigido su ampliación.    

Ahora se plantea gastar más de 40 millones de euros en ampliar el muelle de Agaete, pese a que sólo se cubre el 30% de las plazas que oferta. Luis Ibarra, ex presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, rechazó la ampliación de ese muelle    y lo comparó con los que “no han cubierto ni mínimamente las previsiones […]: Arinaga, Tazacorte, Gran Tarajal, Granadilla…”. Sobre este último, el pasado mes de junio, el alcalde Granadilla declaró que su predecesor “estaba engañando a la ciudadanía […] cuando hablaba de los miles de puestos de trabajo que iba a traer este puerto” y que no trajo. Más aún: en julio, el presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia afirmó, sobre la implantación de instalaciones para el gas natural, que “nosotros sólo nos sentimos incómodos cuando se intentan socializar las pérdidas” y señaló que ese era caso de Granadilla.

En Tenerife se plantea destinar 200 millones de euros a la construcción de un puerto en Fonsalía, aduciendo la saturación del cercano puerto de Los Cristianos. Sin embargo, Pedro Suárez, presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, declaró, en septiembre, que al puerto de Los Cristianos “no le pasa nada porque el problema está en el acceso” debido a los atascos de tráfico. Y la solución al atasco no es construir otro puerto.

Asimismo, en su comparecencia parlamentaria, Ginés de Rus afirmó que “no hay ni una sola evaluación económica que justifique la construcción de trenes en las Islas” y el consiguiente gasto de 5.000 millones de euros. Es llamativo constatar, por ejemplo, que el consejero de Política Territorial del Cabildo de Tenerife declarara, en julio, que gastar 2.600 millones en trenes en la Isla “a lo mejor no es lo más idóneo”. Sin embargo, en noviembre, el presidente del Cabildo pedía a AENA que la futura terminal del Aeropuerto del Sur se coordine con el futuro tren del Sur. Por otra parte, un informe técnico del Cabildo señalaba que los ingresos del futuro tren del Norte sólo cubrirán el 26% de los costes.

Hay más infraestructuras previstas que debieran ser objeto de evaluación independiente. Por ejemplo, la construcción de una tercera pista en el Aeropuerto de Gran Canaria y de una segunda pista en el Aeropuerto de Tenerife Sur. En 2018, movieron respectivamente 13 y 11,2 millones de pasajeros. Ya que no llegan a utilizar ni la mitad de la capacidad de sus pistas es lógico preguntarse si hay que construir más pistas. ¿Por qué el aeropuerto londinense de Gatwick llegó a mover 35 millones de viajeros con una pista y, sin embargo, en Canarias hacen falta tres pistas para mover 13 millones?

Podríamos poner muchos más ejemplos para mostrar que necesitamos un debate sobre infraestructuras sereno e informado. Canarias merece un debate honesto para priorizar racionalmente el uso de los recursos públicos.  

Ramón Trujillo

 

Francisco Javier 2007Francísco Javier González

 

Nuestra Ani Oramas, ya mostró su capacidad de reconvertirse instantáneamente de Dr. Jekyll a Mr. Hyde –en femenino, por supuesto- con motivo del rifirrafe que montó con el Pablo Iglesias cuando la frustrada moción de censura contra el sátrapa Rajoy en junio de 2017 por ejercer este de Alí Babá al frente de los 400 ladrones de su PP. Todo fue, en apariencia, a cuenta del supuesto “tonito machista” del podemita al que, a juicio de la diputada, “no le gustan las mujeres no sumisas” pero en el fondo lo que había era el apoyo de todo el aparato de  Coalición Canaria y su afuchado presidente a sus conmilitones de la derecha española. Ahora, reconocida su oratoria con el premio Emilio Castelar, se ha superado por todo lo alto para rechazar los Presupuestos españoles, dándole un empujoncito a Sánchez pa’que ruede rapidito cuesta abajo.

La diputada ha sacado las garras como siempre en defensa de la unidad patria –la suya, España- y sus instituciones pero, a mi juicio, esas garras están bastante ferrujientas pñor mal uso. Empezó Ani con una muestra, repulsiva por lo anacrónico, del más deleznable clasismo con su referencia a las 3.000 viviendas sevillanas. ¿Olvida, tal vez, la cantidad de barriadas de idéntica época y factura que tenemos en Canarias? ¿Le recuerdan algo los nombres de Ofra, Somosierra, Cuesta Piedra, La Verdellada…? Seguro que, aunque sea por querencia familiar franquista, al menos recuerda el de García Escámez. Creo que, de viviendas sociales, debe Ani saber bastante. Su marido, Pablo Nieto Peña, fue durante años gerente de VISOCAN –Viviendas Sociales de Canarias- en una etapa de crisis en que esa empresa pública llevó a cabo varios desahucios. Claro que los míseros sueldos de esos directivos, de alrededor de 100.000 eurillos anuales, había que sacarlos de algún lado. Me pregunto si tendrá la cara dura de ir a dar algún mitin, en las elecciones que se avecinan y que trata de acelerar, por cualquiera de esas barriadas donde, al igual que en la sevillana a la que desprecia, viven tan excelentes personas como las que pueden morar en la zona residencial lagunera  donde habita.

Sabemos que de casta le viene al galgo. Ani Oramas hace honor a su clase social y nos recuerda que esa clase, la alta burguesía criolla, retoños del fascismo franquista que usurpan y putean el calificativo de “nacionalistas” con que se disfrazan, están en otra orbita que la nuestra, la del pueblo canario llano. El abuelo de Ani era el cacique lagunero Leoncio Oramas Díaz-Llanos, al que el general Primo de Rivera concedió la Exclusiva del transporte por carretera, nuestras antiguas guaguas encarnadas. “Don Leoncio” era el máximo representante en esta  colonia del aspirante al trono hispano Juan de Borbón y luego de su hijito Juan Carlos, célebre por sus proezas cinegéticas y donjuanescas. Su tío, Leoncio Oramas Tolosa, procurador en las Cortes franquistas, alcalde de Santa Cruz, Presidente del Cabildo y no sé ni cuantas sinecuras más, se jactaba de su poder con una frase que se ha hecho famosa “El rey es amigo mío y el rey en Tenerife soy yo”. ¿Podía, pues, esperarse otra cosa de Ani Oramas? Guste o no, la lucha de clases sigue vivita y coleando.

La nacionalera  Oramas puso a caldo de potas al gobierno español y a su presidente por despreciar a Canarias y a los canarios –recochineo incluido- a pesar, dijo, de no ser como otros – los réprobos catalanes- que tratan de romper el estado. Nosotros, recalcó, siempre hemos defendido el estado, aunque “somos pacientes, pero no tontos” –cosa que tengo que poner en duda al ver como elegimos a nuestros genuflexos representantes políticos- para terminar con aquello del uso de la razón y no de la fuerza, pero ¡ojo al parche! que no nos empujen  porque !!NOS ECHAMOS AL MONTE!! Solo una preguntita. ¿Porqué ahora explotas y no con Rajoy y sus cleptómanos o frente a cualquiera de los gobiernos españoles de diversos colores que han machacado a esta tierra y a sus habitantes, saqueando sus recursos?

Anita. ¡Lástima que en época del MPAIAC estabas por las juventudes de la UCD de Javier Arenas y que tu raigambre monárquica y españolera te cegaba esa razón,  que ahora recomiendas usar al presidente hispano, en vez de la fuerza! Seguro que hubieras podido ser una eficaz colaboradora de aquel independentismo incipiente ya que, oyéndote y viéndote en el Congreso metropolitano, estas dispuesta a todo, hasta a echarte al monte porque ¡CANARIAS EXPLOTA!

Francisco Javier González.

Nona PereraNona Perera

 

 

Gloria Moreno es la sargento jefa del destacamento del SEPRONA en Lanzarote, y la mayoría de las personas que la hemos conocido por alguna de sus actuaciones sabemos que ha desarrollado su trabajo de forma honesta y siguiendo el mandato constitucional de perseguir el delito y las irregularidades.

Su nombre se hizo popular en los medios de comunicación en 2015 cuando, en el estricto cumplimiento de su deber, acabó con veinte años de prácticas furtivas en el islote de Alegranza relacionadas con la matanza masiva de las pardelas protegidas que protagonizaban los banquetes de un puñado de hombres poderosos.

Pero también oímos hablar de ella cuando logró la primera condena de cárcel por maltrato animal para las dos personas que se atrevieron a golpear al pequeño King hasta casi matarlo. Y no menos célebre fue su incansable trabajo e investigación a la perrera municipal de Arrecife por supuestos maltratos, adopciones sin control y sacrificios masivos de más de 1.000 animales en los últimos años.

En la actualidad y en el desarrollo de su trabajo, Gloria Moreno soporta maltrato, acoso, persecución y ensañamiento, principalmente por identificar y denunciar al citado grupo de 19 hombres bien posicionados que en secreto mataban y comían pardelas en Alegranza, o por combatir el maltrato animal logrando llevar ante el tribunal a los culpables y conseguir condena carcelaria como hemos escrito.

Por estos trabajos, la sargento fue víctima de seis sospechosos expedientes disciplinarios, de los cuales tres ya fueron ganados por la sargento; y dos procedimientos judiciales, siendo uno de ellos archivado por demostrarse que se trataba de una denuncia falsa del veterinario de la perrera municipal de Arrecife, mientras que otro se halla pendiente de juicio oral.

Este se centra en poner en conocimiento del órgano superior la información recibida que dentro del SEPRONA existía un presunto chivato que informaba a quienes durante años han practicado matanzas de pardelas (y no por necesidad alimentaria como antaño) en Alegranza.

Por cumplir con su obligación de poner en conocimiento al órgano superior de esta información le piden seis años de cárcel. Las personas que no conocen a Gloria deben entender que la ofensa de la que es objeto es suficiente para que desista de trabajar en la Guardia Civil, o para que permanezca de baja médica durante años, tal y como lo hacen algunos de sus compañeros contribuidores de su actual situación.

Pero las personas que la conocemos sabemos que Gloria tiene interiorizado el alto nivel de machismo que impera en la Guardia Civil, y que además lo combate, que su perseverancia en trabajar en el SEPRONA es más resistente que la que exhiben sus mandos, y que la pasividad que muestran las administraciones que deben protegerla por realizar su trabajo de manera honesta y siguiendo el mandato constitucional, no hará que abandone sus propósitos.

En este punto parece obligado preguntarse a quiénes protegen unas instituciones que, lejos de personarse en los juzgados a su favor, escenifican su paraplejía no interviniendo en la causa. Lo que resulta curioso de todo esto, no es el papel que ha desempeñado el juzgado, la Guardia Civil, la Delegación del Gobierno de España en Canarias, el Ayuntamiento de Arrecife, el Cabildo Insular de Lanzarote, el Gobierno de Canarias, el Ministerio de Transición Ecológica, el de Interior o el de Igualdad y sus intentos de apartarla de su vocación, sino de lo débiles que resultan todos estos empeños para que, año y medio después, Gloria pueda seguir luchando contra los gigantes a los que le ha ganado tres de las cinco causas abiertas contra ella, mientras otras permanecen irremisiblemente sin concluir.

La fuerza de la sargento jefa Gloria Moreno se concentra en luchar contra las causas injustas, aunque entiende que a las personas responsables de la Guardia Civil, incluido el Ministro Fernando Grande-Marlaska, les resulte más fácil expedientarla y expulsarla del cuerpo si pudieran, antes que depurar y apartar del servicio a los cargos de mayor graduación que operan con altas dosis de impunidad, quienes se ponen de acuerdo sin hablarse y confabulan por separado bajo una misma sintonía en las causas contra Gloria, sin importarles la veracidad de los hechos.

En los orígenes, en el fondo, en la forma y en la superficie de las causas abiertas contra Gloria se encuentra el machismo perseverante con sus muestras de maltrato, acoso, persecución y ensañamiento. Los expedientes disciplinarios internos impulsados por el coronel Ricardo Arranz y el Capitán Germán García centrados en Gloria constituyen una materia altamente atractiva para estudiar el machismo en la administración militar y en otras administraciones públicas que no dudan en quedarse, ante el asesinato de una mujer, quietas y calladas un minuto, mientras las cámaras de televisión activadas muestran al mundo su estado de parálisis y mudez, circunstancias que les retrata.

Les propongo dirigir la mirada hacia estas causas, interesarse por este asunto que sucede en esta isla paraíso a la que anualmente vienen más de tres millones de personas atraídas por su belleza y con el propósito de permanecer en estado nirvana en esta Reserva de la Biosfera.

El objeto de esta propuesta es cuantificar el nivel de reconocimiento de hechos y situaciones de preponderancia masculina que somos capaces de advertir. Se trata de analizar los hechos, no los dichos, para evaluar la distancia que existe entre las leyes que pretenden igualar el tratamiento entre mujeres y hombres y los sucesos que vivimos, porque sin análisis no tomamos conciencia de que está sucediendo lo que ocurre: se practica y toleramos un alto nivel de machismo en los cuerpos y administraciones públicas, y se oculta por quienes lo promueven y por sus colegas, quienes cierran filas ante los sucesos. Es el machismo que empieza por la palabra y acaba en los hechos.

De poco sirven las leyes si no se vigila su cumplimiento, de nada le vale al PSOE los anuncios y nombramientos de mujeres para ocupar carteras ministeriales si luego no actúa con rapidez ante lo que resiste Gloria Moreno, porque lo único que demuestra este partido y tantos otros es la pose fotográfica mientras se siguen asesinando a mujeres por serlo y tolerando el acoso en los lugares de trabajo.

Imperceptibles fragmentos de pruebas potencialmente relevantes se encuentren en los expedientes de Gloria Moreno, como, por ejemplo, la relación entre algunas de las personas identificadas en la merienda de pardelas con alijos de drogas o también con la violencia machista.

Como respuesta a su trabajo, la sargento es el blanco de la tortura, de la negación de la importancia de su trabajo, ya que no pueden evadir su existencia. Pero a pesar de ello, Gloria es una mujer a la que le interesa más la justicia que la victoria y por ello no hace todo lo posible para olvidar lo que está viviendo, porque sabe que es importante recordar, porque la memoria le suma sabiduría.

Cuando todo esto transcurra resultará que Gloria será mucho más sabia y fuerte, y estará preparada para afrontar nuevos retos porque habrá derribado a varios gigantes de uniforme, a los que se atreven a pedir disculpas a otros porque ella ha hecho su buen trabajo.

La defiendo y le prendo medallas por su valor y resistencia, por vencer a hombres que con su ceguera e ignorancia contribuyen a la oscuridad de las mujeres de estas islas.

 

Sin titulo

 

el roto despido iii2