Francisco Javier Gonzalez 1990Francísco Javier González

 

<<Recordando la historia de la UD Las Palmas, hoy pisoteada por el sátrapa, corrupto y corruptor Miguel Ángel Ramírez>>.

 

Recuerdo las pintadas que, por el año 1962, noche si y noche también, decoraban Las Palmas desde San José a La Isleta y, cómo no, la famosa del Estadio Insular, que llevó a cabo el grupo de Arenales de CANARIAS LIBRE que encabezaba Armando León. Fue la noche del 28 de marzo, víspera del partido del equipo juvenil amarillo con la Selección Andaluza. Todo el Insular quedó pintado, sillones, puertas, postes.... todo –salvo el césped- con consignas tan claras como “Canario, elige tu godo”. En el palco del gobernador civil español, Avendaño Porrúa, apareció “Canarios, sí, pero sin jaula” y el mismo alcalde José Ramírez –que nada tiene que ver con el sátrapa Miguel Ángel- se llevo, involuntariamente impreso en su chaqueta, claras y blanquísimas, las siglas C.L.

La gente ya venía enfoguetada después de los incidentes del 4 de marzo porque la afición consideró que un arbitraje, españolista total, frente al Córdoba, privó a la Unión Deportiva del ascenso a primera división. En ese momento se llegó a meter mano a la salida del Estadio al coche del gobernador español. Así, cuando solo tres semanas después, viene la selección andaluza con el ministro fascista Solís Ruiz al frente y, lanzada con lo de las pintadas, la gente se hizo con la calle. El coche del gobernador recibió un fuerte tenicazo a la salida del Estadio y la policía española, dirigida desde Madrid por el funesto Conesa, temiendo un auge independentista, en respuesta, realizó detenciones a porrillo. Fernando Sagaseta, que ni participó ni apoyó la acción del Estadio porque, a su juicio, rezumaba “chovinismo y racismo” fue detenido y, con él, además de Armando León, Andrés Alvarado, Manuel Bello, los hermanos Arturo y Jesús Cantero, Manuel Vizcaíno, Luis Alsó, Manuel Glez Barrera y un militante giboso al que todos protegieron hasta lograr que lo sacaran del brutal consejo de guerra a que sometieron a los detenidos.

A los diez días justo de las pintadas, el Tribunal Militar, presidido por el teniente coronel Talavera de Ingenieros de Tenerife, condenó a Sagaseta, que había declarado que él era el único responsable, a 8 años y un día en el penal de Burgos, a Armando León, Andrés Alvarado y a Arturo Cantero a 4 años en el de Cáceres; a Luis Alsó a dos años en la prisión de Las Palmas en Barranco Seco y a Manuel Vizcaíno, Manuel Reyes y Jesús Cantero a 6 meses también en Las Palmas.

El golpe a la entonces aún naciente izquierda nacional canaria fue muy duro pero no acabó con las ideas ni con las actuaciones de los miembros de Canarias Libre, ni con la incipiente organización de los trabajadores canarios con el apoyo de los bufetes laborales de Sagaseta y Látigo Negro en Las Palmas y Antonio Cubillo en Santa Cruz. El silencio que guardaron los ya detenidos logró evitar nuevas detenciones, protegiendo de esa forma a los numerosos militantes del barrio de Arenales y del Risco de San Nicolás.

Hoy, algo más de medio siglo después, un oscuro personaje de la nueva burguesía corrupta isleña, nacida al calor de fascismo español, MIGUEL ÁNGEL RAMÍREZ ALONSO, que por sus “méritos” al servicio del Estado Español tiene el, para mí como colonizado, dudoso honor de ser Legionario de Honor, Mención de Honor Policial, Medalla al Mérito Militar y no sé cuantas menciones más, que ha heredado la presidencia de la U.D. tal vez como recuerdo de otro “caballero” parecido, Eufemiano Fuentes es un auténtico “self-made man” nacido a la sombra de Ángel Luis Tadeo, del que empezó como chofer y guardaespaldas, pero que ha superado a su mentor, sobre todo en cuanto a trapacería y manejos sucios.

Apoyo incondicional del PP y del truhanerismo de Rajoy y sus adláteres al “Angelito” se le conocen, al menos, sendas “donaciones” al PP de 50.000 euros a través de su empresa “Gestiones y Asesoramientos 3000 S.L.” y otros100.000 euros –límite legal- por su empresa “Seguridad Integral Canaria”, que hay que recordar que la viuda del que fue su socio lo llevó al juzgado por robarle su parte y, tras un arreglo económico sustancioso, accedió a retirar la querella. Hoy el Grupo Ralons –iniciales de sus apellidos- está extendido mucho más allá de la seguridad. Abarca limpieza, servicios, residuos, lavanderías, guarderías, polideportivos....

Todo ello –lo “legal” y conocido- por “puro altruismo político”, aunque eso parece chocar con el hecho de que su empresa de seguridad integral –hoy ya no solo en la colonia, en España y en América, sino que ha llegado a Cabo Verde- haya obtenido de los gobiernos del PP los contratos de seguridad de la Tesorería General de la Seguridad Social española, del Ministerio de Defensa -¡toma ya, defender a Defensa!- del Metro de Madrid, de AENA para Torrejón y Paracuellos, de la Delegación del Gobierno de Madrid, de los Juzgados de Las Palmas. También ese “altruismo político” le ha valido el indulto del gobierno Rajoy a una condena de 3 años y un día por su esmanche urbanístico en su finca de La Milagrosa en Las Palmas (Pino Santo) espacio protegido, lo que le permite no ingresar a la cárcel y seguir disfrutando de su “casita” en Miami, su Porsche en Madrid y su BMW en Las Palmas –cuya concesión inauguró con su íntimo amigo y coleguilla de andanzas, J.M.Soria.

Este pajarraco que ahora preside la Unión Deportiva es una auténtica hiena depredadora de la clase obrera canaria. Ya en 2004 el responsable de USO en Canarias presentó ante la Agencia Tributaria varias denuncias contra él por fraude en las dietas de los trabajadores. El mismo J.A. Díaz relata que: . “Me llamó a su despacho, estuvo muy cordial. Me ofreció irme a trabajar con él triplicándome el sueldo. Es un encantador de serpientes”. Salió bien librado el caballerete con solo una multa de 600.000 euros, aunque, a día de hoy, sus casi 7.000 empleados cobran, aplicando un convenio ilegal, en general, solo el 50% de lo que les correspondería.

Lo nefasto del personaje nos lo muestra la querella en 2011 del juzgado de Granadilla contra él y contra el jefe de seguridad de AENA en el aeropuerto Tenerife Sur. Este último “caballero” alteraba los documentos de los servicios, aumentando falsamente el número de vigilantes y de horas invertidas en todos los turnos, hinchando fraudulenta y considerablemente las facturas que cobraba el Servicio Integral Canario del “caballero” Ramírez. La intención dolosa de Ramírez la explicita bien clara el auto de imputación: “El móvil defraudatorio del señor Ramírez lo encontramos en el hecho de que la operación se ejecuta para tratar de obtener una serie de plusvalías que permitiesen hacer rentable los servicios prestados por su empresa en el aeropuerto” Resultado previsible: El Jefe de Seguridad de AENA en Tenerife Sur se compró –como acreditaban los autos- un Mercedes y un yate con amarre y el berringallo del Presidente de la U.D. se agenció unos milloncejos más a nuestra costa. El caso sigue perdido por los juzgados tinerfeños como otras muchas denuncias más.
.
El PP si paga los servicios prestados. Ahora el capo Ramírez ha hecho méritos para cobrar nuevos intereses. Este caballero de fortuna, que con la ayuda de su coleguilla J.M.Soria intentaron impedir que en el Estadio se enseñara la bandera nacional canaria con sus siete estrellas verdes, nos ha involucrado a todos los aficionados en su particular campaña españolera.

Hoy, en el 1 O catalán, el berringallo Ramírez ha obligado a los jugadores a usar una camiseta con una banderita española bordada y la fecha del 01-10-2017, camiseta que subrepticiamente y de tapadillo confeccionaron el sábado. Pidieron a la Federación Española de Fútbol autorización para su uso, que esta se apresuró a dar cuando había denegado al Girona el uso de la senyera, y sin que siquiera los jugadores lo supieran se plantaron con ellas en Barcelona. Según el comunicado oficial del club amarillo, copio textualmente
“Hoy, lo que hacemos es muy simple. Con la bandera española bordada en nuestra equipación queremos votar de forma inequívoca en una imaginaria consulta a la que nadie nos ha convocado: creemos en la unidad de España. Lo hacemos desde la autoridad moral que le quieran conceder a la región más lejana de la capital de este reino”
“Decidimos bordar en nuestra camiseta una pequeña bandera española y la fecha de hoy, 1 de octubre de 2017. Por muy lejos que esté el Estadio Gran Canaria, nunca hemos sentido la menor tentación de formar parte de un país que no sea este. Y por muy compleja que sea la situación, siempre confiaremos en saber simplificarla para entenderla mejor y encontrar soluciones”.

Presidente y Junta Directiva son muy dueños de tener su propia idea pero no de extrapolarla al conjunto de la afición y mucho menos al conjunto de la población canaria. Ni siquiera el Barça que “es més que un Club” ha llegado hasta esa posición. Se ha limitado a afirmar que apoyan la libertad de decidir. Estos rastreros colonizados tienen que ir más allá y mostrar su sumisión. En manos de la afición está el demostrarle que no estamos en su mismo lado en esta batalla. El próximo domingo hay la ocasión para que el Estadio les muestre su repulsa.