PiernaviejaLuis Piernavieja 

El conocido delincuente Ignacio Urdangarín, va a ingresar voluntariamente en cualquier cárcel española, al haber sido condenado a 5 años y 10 meses de prisión por malversación, prevaricación, fraude a la administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias, en el popularmente conocido como caso Nóos.

Este delincuente es cuñado de Felipe De Borbón y Grecia, de nacionalidad española, que ejerce de Jefe del Estado Español con la condición de Rey por imperativo constitucional.

Urdangarín está casado con Cristina, hermana del Jefe del Estado Español, que a su vez ha sido condenada a pagar 136.950 euros como responsable civil a título lucrativo de los delitos de malversación de caudales públicos y de fraude a la Administración por los que fue condenado el delincuente de su esposo. Parece ser que ella no sabía nada de los temitas del delincuente de su marido, aunque obtuvo un considerable beneficio por ello. No cabe duda que en algunas ocasiones la ignorancia es estupenda.

De otro lado, el Juez José Castro –instructor del caso Nóos- declaró recientemente a los medios que Juan Carlos De Borbón –de nacionalidad española, suegro del delincuente Ignacio Urdangarín, padre de Cristina y Felipe y que disfruta de la estrambótica condición de rey emérito- de haber intervenido en la causa debía haberlo hecho como investigado y no como testigo.

Cada vez somos más los que creemos que los trasteos de duques depuestos, infantas, reyes eméritos y reyes en ejercicio sólo deben reducirse a la literatura y al trato que se les dio en el pasado en los cuentos infantiles.

No obstante, cierta clase política con mucho poder en el Estado Español, se empeña en mantenerlos económicamente a costa de la ciudadanía y en sostenerlos institucionalmente en sus poltronas. Digo yo que algo habrá de inmovilismo ancestral en quienes consideran a la Constitución Española como un texto sagrado e indiscutible, como hace el Vaticano con la Biblia.

Y ya va siendo hora de ser más que sea un poquito contemporáneos, digo yo…

Luis Piernavieja Grau-Bassas.