J. BethencourtJaime Bethencourt 

 

        La cacería emprendida contra líderes y cargos públicos nacionalistas catalanes que ha llevado hasta hoy a la cárcel o al exilio a 16 ciudadanos y ciudadanas de marcada conducta pacifista, sobrepasa la línea roja de lo admisible en un Estado pretendidamente democrático para situarnos en la ciénaga del autoritarismo, la quiebra de derechos fundamentales y la persecución ideológica. Cada día que pasa se refuerzan la evidencias que la tan cacareada separación de poderes  son en el Estado Español inexistentes, repartiéndose entre los aparatos ejecutivo y judicial el trabajo sucio con el objetivo de impedir, por un lado, la constitución en Cataluña de un gobierno legítimo salido de la voluntad popular, y por otro, descabezar un movimiento ideológico constitucionalmente protegido, encarcelando a sus líderes mediante la infame imputación de los peores delitos del arcaico y severo código penal español, impidiéndoles  cualquier movimiento de acción y, de paso, extendiendo la intimidación sobre su entorno ideológico en el territorio catalán, y por prolongación, hasta aquellas personas y organizaciones que defendemos la soberanía nacional para Canarias.

       Ciertamente, haciendo un rápido repaso sobre los autos  represivos del juez Llarena y el núcleo duro de la judicatura que le circunda, y ante la inexistencia de cualquier hecho objetivo que avale la comisión de los delitos por sedición o rebelión de los procesados, la judicatura actuante se fabrica un auto novelado de hechos inciertos, pero también cocinados sobre las "intenciones" que, según la maquinadora mente del juez, tenían  los inculpados. Pero, tal vez el hecho más ignominioso de esta farsa lo encontramos en uno de los considerandos judiciales que, sustituyendo el bastón de mando institucional de Puigdemont por la pistola del facineroso Tejero y las metralletas golpistas, homologa tendenciosamente el asalto del 23 F con el comportamiento de los demócratas políticos catalanes represaliados..  

         Con tan endeble y avieso argumentario, y jaleados por el triunvirato (PP, PSOE y Ciudadanos), líderes nacionalistas, cargos institucionales y hasta el propio presidente de la Generalidad, son encarcelados u obligados al exilio sin juicio o sentencia condenatoria alguna. Tampoco el hecho de haber resultado elegidos como cargos públicos en la consulta popular impuesta por el gobierno español tras secuestrar la autonomía catalana y disolver el parlamento, hizo reconsiderar la inquisidora prisión de los políticos o la persecución de otros tantos exiliados. Además, el último de los tres candidatos a la presidencia de la autonomía catalana es llevado a prisión, precisamente, pocas horas antes de que pudiese resultar elegido y habiendo presentado el día anterior su programa de Gobierno en las dependencias de la voluntad popular.  Como epílogo de esta obscena e inquisidora historia,  la resolución del Comité de Derechos Humanos de la ONU, conminando  a España al respeto de los derechos políticos del encarcelado Jordi Sánchez, además de ser incumplida e ignorada por el gobierno de Rajoy, es silenciada por la mayoría  de los medios de comunicación del Estado. Esta resolución sigue a otras dos anteriores del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo que en el corto periodo de los dos últimos  meses,  condena a España por grave maltrato a presos vascos, y otra, por atentar contra la libertad de expresión. Además, el informe anual de Amnistía Internacional ennegrece aun más tan negro currículum con un sin fin de reproches por prácticas autoritarias. Ya antes y pasando a la ejecución del manual fascista heredado de la dictadura, bajo la coordinación de este actualizado Tribunal de Orden Público, se multiplican las cargas policiales, se ocupan las calles catalanas con 10.000 policías más, se secuestran y destruyen urnas y se generalizan las agresiones contra los centros de enseñanza.

        Y es aquí donde otra circunstancia nos acerca a la identificación del Estado Español como régimen político no democrático. Desde la prensa y los medios de comunicación, principalmente los de carácter público, se desata una férrea campaña de desprestigio contra los encarcelados y huidos, se ridiculiza a la autonomía catalana, se demoniza  a los independentistas homologándoles a golpistas, se desprecia la presunción de inocencia de los perseguidos y se arenga a los poderes del Estado a aumentar su represión contra el nacionalismo. 

          En esta pesadilla que ahoga las libertades, la voz de muchos demócratas, partidos políticos y sindicatos, se ha hecho  cobardemente imperceptible para reclamar justicia y el respeto de los derechos humanos. Turul, Rull Romeva, Bassa, Carmen, Jordi Cuizart, Jordi Sánchez, Junqueras, Forn, y los exiliados Puigdemont, Meritxel, Toni, Lluis, Clara, Amna y Marta, hombres y mujeres de honor que testimonializan la existencia de presos y exiliados políticos en una monarquía y un gobierno represor que añorando  el pasado y la dictadura,  nos devuelven a la pesadilla de la persecución de la disidencia política.     

Jaime Bethencourt Rodríguez

del Secretariado Nacional de Intersindical Canaria

Isabel Fuentes 1Isabel Fuentes

Si tuviéramos que pensar en cómo destruir un servicio público, lo más fácil sería abandonarlo y dejar que todo el mundo empiece a hablar mal de él. Eso es lo que hace precisamente la Consejería de Educación y Universidades, con el personal de administración y servicios (cocineros, ayudantes de cocina, auxiliares de servicios complementarios, aux. educativos, aux. administrativos, mantenimiento, subalternos, personal de limpieza, maestros de taller, etc.) que prestan servicios en los centros públicos de Canarias.

A lo largo de los años y gobierno tras gobierno han ido generando una desafección y un desprestigio hacia este personal, el cual no hace otra cosa que realizar lo mejor posible su trabajo y en la medida de sus posibilidades. Y ¿por qué en la medida de sus posibilidades si son empleados públicos? Porque este personal no cuenta con los recursos suficientes ni con las mismas posibilidades que otros empleados públicos para desarrollar sus tareas. A ello habría que añadirle las condiciones laborales pésimas que sufre este colectivo. 

A este personal se le asigna hasta tres centros para compartir, y eso si tienen suerte que le avisen con antelación. Es muy habitual avisar el mismo día cuando la persona llega a su centro de trabajo para que se desplace a otro centro a cubrir la necesidad que existe por falta de personal, y así, día tras día sin saber en que centro va a trabajar al día siguiente, porque las vacantes tardan hasta más de tres meses en cubrirse y el personal trabaja por encima de la ratio establecida. Y hablamos de personal que en ocasiones se desplaza en transporte público y que solo cobra algo más de 500 € mensuales. Para este personal no hay concurso de traslados entre consejerías, ni promoción interna, no existe ningún procedimiento por el que una persona que presta servicios en un centro pueda realizar carrera profesional. Alguna vez escuché, que los presos tienen más posibilidades que el personal de administración y servicios de los centros.

Esto, en resumen, se llama “desvestir un santo para vestir otro”, porque es un sinsentido que salga una persona de un centro donde está prestando un servicios para cubrir las necesidades de otro que también acusa falta de recursos humanos.

Asimismo destacar el tema de la ropa de trabajo o los EPI (equipos de protección individual) que necesitan estas personas para realizar sus tareas a lo largo de la jornada. Han sido nefastos los procedimientos de licitación, las empresas encargadas de suministrar el uniforme no han cumplido con las tallas y el número de prendas y el personal ha terminado por tener que comprar su propio uniforme. En algunos centros se les niega guantes de látex necesarios para el aseo de los alumnos con discapacidad, se tienen que comprar sus propias botas de agua para entrar en las duchas y los EPI no existen, ni se les espera.

Y no satisfechos con eso, se les detrae de la nómina al personal subalterno y aux. administrativo (que también comparte centro), el complemento de atención a la ciudadanía, porque anteriormente se les abonaba el plus de atención al público y al cambiar de nombre y de criterios, la Secretaría General Técnica, decide  que quienes cumplen con los criterios son los auxiliares administrativos, durante tres meses del periodo de matrícula en los CEIP (es cuando más atención al público hacen, según la Secretaría General Técnica) y cinco meses en los IES, EOI, etc, abonándoles solo esos meses y no los doce meses que venían cobrando anteriormente, además de crear diferencias entre personal de la misma categoría. Es fácil de demostrar que el personal de administración atiende regularmente también fuera del periodo de matrícula. 

Una vez más tenemos una clara evidencia de la desidia y abandono por la Consejería de este personal, que también comparte centros, aún cuando el Consejo Escolar de Canarias ha solicitado en sus informes de final de curso, la permanencia de estas personas los cinco días de la semana.

La guinda del pastel, la ponen las personas que desempeñan la categoría de maestros de taller, a quienes en plenas navidades se les detrae de la nómina entre 600 y 700 euros, porque según un informe de Intervención General había que abonarles la nómina como grupo III y no como grupo II, cuando tenían sentencias ganadas y existía jurisprudencia suficiente que avalaba los importes que venían percibiendo desde hace más de 15 años. Esto lógicamente terminó en los tribunales, los cuales obviamente dieron la razón a los trabajadores.

En definitiva, el personal de administración y servicios asignado a los centros educativos, después de compartir hasta tres centros en una semana, de trabajar por encima de la ratio establecida, de comprarse su propia ropa de trabajo, de aguantar que le descuenten en la nómina los complementos  que perciben otras personas de la misma categoría en otras consejerías y se les detraiga cantidades importantes en algunos casos sin resolución, sigue desempeñando su labor de manera impecable y extraordinaria, porque son ellos los que gobierno tras gobierno, quedarán en sus puestos prestando el mejor servicio en los centros públicos de Canarias.

* Isabel Fuentes Suárez es miembro de la Sección Sindical de Personal Laboral del STEC-Intersindical Canaria

Pedro GonzalezPedro M. González Cánovas 

 

Un artículo publicado en Kaos en la red, toma como referencia un dossier de El confidencial digital, donde se señala la influencia y la ganancia monetaria que significa la intervención de Comisiones y UGT en las directivas de entidades de gestión de fondos privados de pensiones. Esos planes de pensiones privados donde Rajoy nos anima a depositar nuestro dinero: “planes de ahorro”, se atreven a llamarlos. 

La verdad, da miedo por dónde camina lo de las jubilaciones: la derecha gobernante parece advertir de la desaparición de las pensiones públicas o de la próxima precariedad de las mismas; mientras que los que deberían ser los máximos defensores de ellas, como representantes de los trabajadores que se suponen, tienen fuertes intereses económicos depositados en las entidades de pensiones privadas.   

En base a esto último, según se asegura en el artículo citado, CCOO y UGT “ingresan casi un millón de euros por la gestión de los planes privados de pensiones de los empleados públicos”. Lo peor es que no se trata de un caso aislado. Estas dos organizaciones se reparten también la gestión de entidades similares que controlan el sector aéreo, como es el caso del Montepío Loreto. Para que se hagan a una idea, el nombre de esta entidad privada aparece en todos los convenios del sector del handling, coligando a las empresas de handling y a sus trabajadores con el Montepío Loreto, hasta el punto de encontrar trabajadores que pagan al Montepío desde el minuto uno de contrato y por obligación dentro de su convenio de empresa. Desde luego, no es de extrañar esta situación cuando es sabido que en la dirección de Loreto se alternan ambos sindicatos y que en el grupo directivo podemos encontrar los firmantes del Convenio Marco del Sector en nombre de esos sindicatos. Lo que es un misterio es qué nómina o participación tienen a nivel personal o como organizaciones.  

La promoción del Estado es tal que el pasado febrero entró en vigor una ley que llama la atención por autorizar la recuperación del capital invertido en planes de pensiones, una vez pasado un mínimo de diez años de cotización. Hoy, esto no se puede hacer con Loreto. Pero la Ley dicta que, a partir de 2025, se podrán rescatar los planes de pensiones de más de diez años. Veremos las reclamaciones que pueda recibir Loreto a partir de esa fecha. Pero ¿los pobres desgraciados que lo tengan en su convenio colectivo como obligación… podrán reclamarlo?

Lamentable que ese convenio esté firmado solo y exclusivamente por CCOO y UGT. Eso hace pensar que a cambio de esta imposición de la parte sindical se pueda estar cediendo en ventajas sociales o en las mismísimas cuestiones salariales (un 0,75% en la empresa que citamos).

Si de verdad nos preocupan las pensiones públicas, la honestidad sindical y que no se juegue con nuestros convenios laborales por intereses económicos

ajenos a nosotros… ¿qué hacen votando a mafias como CCOO y UGT? ¿Quién vota a estos sindicatos?

Pedro M. González Cánova

 

Jorge DortaJorge Dorta

Las naciones que mas progresan en el mundo son las que puntúan alto en los indices de libertad humana y de libertad económica, es decir aquellas que tienen instituciones políticas y económicas inclusivas, como separación de poderes, respeto por los derechos individuales, respeto por la libertad de expresión, libertad de comercio, etc... 

 

Canarias durante los puertos francos, época de libertades comerciales

Por otro parte el filósofo y revolucionario francés Pierre Joseph Proudhon - uno de los padres del anarquismo junto a Bakunin - decía que la propiedad es robo. ... y no le faltaba parte de razón.

En un sistema inclusivo de mercado libre, uno solo puede enriquecerse satisfaciendo las necesidades de los demás de forma eficiente. No se puede oprimir al consumidor porque los intercambios solo son libres y voluntarios, y por tanto solo se producen cuando benefician a ambas partes. En un sistema de libre mercado uno solo puede enriquecerse satisfaciendo las necesidades de los demás mas barato de que lo harían otros, o inventando formas nuevas de satisfacer esas necesidades o generando nuevas posibilidades a través de la innovación, que beneficia tanto al que la inventa como al que la usa. Bajo un sistema libre de mercado nuestro querido Pierre Joseph Roudhon no tendría razón, al menos no en cuanto a la propiedad generada bajo ese sistema.

Pero cuando no hay libertad de comercio ni de oportunidades el tema es muy distinto. Por ejemplo, durante el Antiguo Régimen, uno podía explotar al consumidor y al contribuyente todo lo que quería y más. Les podía obligar a moler su grano en el molino del señor, o a hornear el pan en el horno del señor ... de esta forma los intercambios dejaban de ser voluntarios y se convertían en obligados.  Durante el Antiguo Régimen la nobleza y el clero gozaban de amplísimos privilegios otorgados por la corona que les permitían explotar a sus vasallos feudales hasta decir basta. 

Hoy en muchas partes del mundo no es muy distinto. En Canarias uno se enriquece robando mediante privilegios que te da el estado... una subvención por aquí, un beneficio fiscal por allá, una concesión administrativa por aquí, una obrita con sobre-presupuesto por allá ... obligándote a comprarle la electricidad a Unelco-Endesa y el agua a Emalsa, .... o robando la tierra y especulando con ella para construir rotondas, centros comerciales, hoteles ilegales. etc... es decir causando un prejuicio a los demás, una externalidad negativa. Aquí nuestro querido amigo anarquista francés Pierre Joseph Roudhon si que tendría razón ... la mayor parte de la riqueza que hay en Canarias por no decir toda, es ilegítima. 

Canarias era un mercado más o menos libre durante la época de los puertos francos. Estábamos en la globalización antes de que existiera la globalización. En esa época en Canarias había de todo y barato, incluso venían de España y de África a comprar aquí. Exportábamos tabaco Krüeger a Sudafrica. Era la época de los ingleses, del comercio, de las relaciones con los tres continentes.

Pero poco a poco nos fueron sacando de la globalización y nos fueron quitando las libertades comerciales, convirtiéndonos en un pequeño feudo en donde tenemos que moler el grano en el molino del señor, tenemos que hornear el pan en el molino del señor, tenemos que pagar impuestos a tutiplen mientras el señor no paga impuestos.

Si como decíamos al principio de este articulo, el progreso de un país depende de las libertades comerciales que goce,... a principios del siglo XX importábamos de España el 12% de nuestras importaciones totales, hoy tenemos que moler el grano en el molino del señor y le importamos prácticamente todo, mas del 90% de nuestras importaciones totales. Si antes vendíamos fruta por toda Europa ahora ya ni la cultivamos. Nos desglobalizaron, nos convirtieron en un mercado cautivo para enriquecimiento de la Corona y de los señores feudales. 

La época de los puertos francos fue una época de progreso, si bien con sus problemas también. El principal problema fue que aunque las instituciones económicas se hicieron más inclusivas, las instituciones políticas siguieron siendo igual de extractivas. El poder siguió concentrado en las mismas manos, con lo que poco a poco fueron inclinando la balanza para su lado, permitiendo iniciativas solo cuando les beneficiara a ellos, siempre que no alterara los equilibrios de poder. Aunque hubo cierta apertura económica no la hubo política.

El poder del aparato administrativo siguió en manos de los de siempre, especialmente de la oligarquía tinerfeña santacrucera de apellido ilustre y comportamiento no tan ilustre. Esos señores feudales se unieron con otros pequeños señores feudales de las islas menores y montaron su chiringuito.

Pero en un sistema feudal es el rey el que otorga el poder, y en este caso el rey está en Madrid. Pero el rey tenía a su gobernador en la provincia, concrétamente en Capitanía General de Santa Cruz. La alianza entre la oligarquía tinerfeña y Capitanía General es larga, viene desde finales del siglo XVIII y principios del XIX y ha tenido un solo objetivo, conseguir mediante la alianza con el Estado español la supremacía política y económica en el archipiélago para Santa Cruz. 

Esa oligarquía santacrucera, después de la Transición, se disfrazó de lagarterana nacionalista,.. pero consiguieron que se aprobara una ley electoral fraudulenta que los mantiene en el poder sin la molesta necesidad de ganar las elecciones. Nos metieron en Europa y eliminaron cualquier rastro de libertad comercial o de nuestros fueros históricos, o de los puertos francos.  Nos desglobalizaron y nos refeudalizarón y, con ellos, se aseguraron el puesto de medianeros de España en la explotación del trabajador, del consumidor y del contribuyente canario.

A medida que nos fueron sacando de la globalización, ellos fueron llenándose los bolsillos y obteniendo privilegios de la "Corona" como antiguamente hacían los señores feudales, una licencia de importación del REA por aquí, una licencia de supermercado para vendérsela a los franceses por allá, un parque eólico por aquí, una empresa pública por allá, una RIC por aquí, una empresa financiada con RIC para dar servicio a las administraciones públicas por privatización del servicio allá, etc... 

Para algunos eso de la globalización es malo, mejor echarnos fuera, y volvamos al sector primario, soberanía alimentaria y energética gritan.... imagino que quieren revivir la autarquía de la época de Franco, ... o el feudalismo pintado de rojo en vez de azul. Quizás olvidan que si una clase social ha sido oprimida y explotada a lo largo de la historia esa es la de los campesinos. El señor hace siglos que sabe donde el campesino puede esconder el grano..... Si en una tipo de sociedades la mujer ha sido discriminada y marginada totalmente han sido en las sociedades agrarias..... aunque el sector primario tiene un cierto aire bucólico de libertad cuasi anarquista, los que creen que en la vuelta al sector primario está la solución del futuro de Canarias deberían pensárselo dos veces..... 

Quien sepa algo de historia sabrá que lo que acabó con el feudalismo no fue el socialismo sino el capitalismo, y que quienes le cortaron la cabeza a los reyes no fueron los anarquistas sino los liberales...... pero como los liberales son los malos, .... tras 500 años seguimos gobernados por los mismos señores feudales..... y a seguir pensando que el ecosocialismo es la solución y a ver si pasan otros 500 años más.

 

Tomás Ramos copiaTomás Ramos

 

Falsedades históricas (I): Francia VS Córcega / USA VS Liga Iroquesa.

Es una gran verdad que los vencedores siempre escriben la Historia a su conveniencia. No sólo sobre los motivos de las guerras que los han enfrentado a los vencidos, sino también a la hora de apropiarse los avances, beneficios e inventos que hicieron los vencidos, y que ahora se agregan a su particular morral. Este año 2018, a los cuarenta años de la sagrada, estupenda y maravillosa Constitución Española, es seguro que se vomitarán en todos los medios de comunicación del Sistema alabanzas no merecidas, falsedades manifiestas, y reescrituras interesadas de la verdad histórica. Sus medios son poderosísimos, avasalladores, pero hay que intentar, dentro de lo posible, que cada uno aporte sus conocimientos, sus estudios, sus investigaciones y sus recuerdos vividos frente a tanta marea previsible de desinformación. Por tanto, en lo que a un servidor le toca, intentaré escribir, argumentar y razonar sobre este tema en varias ocasiones a lo largo del año, dentro de mis limitadas posibilidades.

Voy a comenzar atrás, mucho más atrás de nuestra Constitución del 78. Me voy a remontar a los orígenes de las formas y usos de las actuales constituciones de las democracias occidentales, en las que se ha producido un olvido histórico, un falseamiento y una ocultación interesada de la realidad que causa estupor a quien la llega a conocer.

Comencemos por la gloriosa Revolución Francesa, madre de nuestras constituciones liberales europeas. He aquí un dato prácticamente desconocido de antecedentes previos, olvido histórico, colonialismo salvaje y apropiación de méritos ajenos: El caso de la isla de Córcega y su relación con la madrastra Francia.

Córcega, isla disputada entre diversas potencias del Mediterráneo, de cultura, idioma y etnia predominantemente de influencia italiana, desde el siglo XI hasta el siglo XVIII se había caracterizado por ser gobernada en su mayor parte por un sistema auténticamente democrático llamado “Tierra de Comunas” en donde, asombrémonos, las elecciones eran por sufragio universal, el voto era un derecho para todos los residentes, sin tener en cuenta su nacionalidad de origen, su sexo (también las mujeres podían votar) su estado financiero o religiónLa Constitución del Estado Corso, en época del líder nacional Paoli, fue imagen en la que se inspiraron pensadores como Montesquieu en Francia, y los pioneros de las, años después, rebeldes colonias americanas que se independizaron de Inglaterra y formaron los Estados Unidos. Punto por punto, párrafo a párrafo, la Constitución del estado independiente de Córcega era mucho más democrática, más avanzada, más participativa que las posteriores constituciones de la Francia Revolucionaria y de los nacientes Estados Unidos de América.

¿Quién conoce hoy en día, por muy culto que se considere, este hecho importantísimo en la protohistoria de la democracia? Prácticamente nadie. Pero Córcega fue invadida por Francia, su cultura e idioma perseguidos, su autonomía negada por el centralismo de París, para vergüenza de una nación francesa que se convirtió en líder de las ansias de libertad en Europa, pero que negaba lo propio a sus súbditos corsos, y relegaba al olvido sus luchas precursoras por la libertad del ser humano. La historia de Córcega ha sido luego, hasta hoy en día, la de todas las colonias aplastadas por el poder central: Negar sus logros, alterar su historia y, vieja táctica de todos los opresores… traer inmigrantes masivamente que apuntalaran el régimen y debilitaran la lucha democrática nacional rebelde. En esta táctica miserable, el último eslabón se cometió en la segunda parte del siglo XX, cuando De Gaulle instaló en la isla, con grandes ayudas del Estado, a decenas de miles de colonialistas pieds noirs (franceses residentes en Argelia) que huían de la independencia del país norteafricano.

En otro caso paradigmático, al otro lado del Atlántico, en los USA, también la manipulación de su historia para negar, minusvalorar, y no reconocer los méritos en el nacimiento de su democracia a sus precursores, ha sido casi total. USA, nación de estados con un régimen federal amplio. Todos, o casi, nos creemos que sus Padres de la Patria, Franklin, Jefferson, Washington… fueron los ideólogos e inventores absolutos de su sistema político. Nada más lejos de la verdad… Y la verdad es demasiado “dura de tragar” para unos cultos blanquitos de origen europeo. El sistema federal de autogobierno está basado, muy basado en la Confederación de pueblos aborígenes iroqueses, la Liga de las Seis Naciones, que existía antes de la llegada de los europeos. Varios importantes líderes de las colonias americanas, especialmente Franklin, tuvieron ocasión de conocer y estudiar su forma de gobierno, hasta que las enfermedades introducidas y las guerras de aniquilación, acabaran con esta experiencia de autogobierno democrático. El sistema iroqués federal de gobierno era incluso más avanzado que el posterior de los Estados Unidos, al igual que el corso con respecto al francés revolucionario. Las mujeres tenían derecho al voto, ser electoras y elegibles, y existía una cuidada separación de cargos, para evitar la concentración de poder en pocas manos. Existía una ley superior, la Ley de la Gran Paz, que equivalía a una Constitución. Muy importante era la búsqueda del consenso como fórmula de decisión, la necesidad de mayorías amplias para tomar decisiones claves, y la separación del poder político y del poder militar. Casi nada… y luego pensamos que nosotros somos los avanzados, y ellos los salvajes aborígenes.

Lo único que quedó reflejado de la influencia iroquesa en el sistema político americano fue una palabra de origen nativo, “caucus”, que denomina las asambleas locales de los partidos demócrata y republicano en algunos estados, para elegir candidatos, que luego serán presentados al voto general de la ciudadanía. Es decir, las primarias internas. Lo demás, ha pasado al olvido, se ha borrado de la Historia.

 

Sin tituloJavier Morales González

Si atendemos solamente a la evolución de las variables macroeconómicas que continuamente se nos mencionaban en los años más duros de la crisis, debemos considerar que esta ha sido superada. El crecimiento del PIB, el descenso de la tasa de desempleo, la recuperación del consumo de las familias y sobre todo el hecho de que nadie mencione ya la otrora omnipresente prima de riesgo así lo sugieren.

 Otro indicador de la mejora de la macroeconomía lo podemos encontrar en la decisión del Gobierno de Canarias de fijar en el 100% la tasa de reposición para los cuerpos de funcionarios docentes no universitarios. Cabe recordar que en los años más duros de la crisis dicha tasa llegó a estar solamente en un 10%.

 Debido a tal disparatada decisión, el profesorado de Canarias está asistiendo atónito a la que probablemente sea la mayor oferta pública de empleo que la administración educativa de las islas pone en marcha desde que se creó.  Oferta que pone en peligro los puestos de trabajo del profesorado interino que desde hace años desarrolla su labor en la enseñanza pública.

 Tal desatino proviene del acuerdo firmado el pasado mes de marzo entre el gobierno central y algunos sindicatos, los cuales ahora, una vez publicada la desmesurada oferta de plazas, se rasgan las vestiduras. Dicho acuerdo pretende bajar la tasa de interinidad del 25% al 8% en los servicios esenciales en tan solo tres años, con la excusa de que el Tribunal de justicia de la UE ha reprochado al estado español su alto índice de funcionariado interino.

 Nos choca tanta preocupación por contentar a ese Tribunal a toda prisa, cuando recientemente nos enteramos que en las conclusiones anuales sobre el grado de cumplimiento de los Estados miembros de los derechos relativos a salud, seguridad social y protección social de la Carta Social Europea se indica que en el estado español las medidas para reducir accidentes de trabajo son insuficientes, los subsidios por desempleo escasos para personas sin cargas familiares, y los requisitos para acceder a prestaciones y asistencia social no son adecuados.

 Está por ver cuánto tardan las administraciones, y en particular la canaria, en tomar decisiones para subsanar esta situación y cumplir con los requerimientos de la UE, a ver si para este tipo de problemas que afectan directamente a la clase trabajadora hay solución o por el contrario aún no hay dinero para ello, porque si algo está claro es que aquellas medidas anticrisis que afectaron negativamente a los derechos de los trabajadores no parece que tengan intención de revertirlas a corto plazo, y como ejemplo de ello a los docentes enseguida nos viene a la cabeza el enorme deterioro que han sufrido nuestras condiciones de trabajo a lo largo de estos años.

En efecto, en 2012 sacaron el Real Decreto-ley, llamado con el rimbombante nombre de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, y que en la práctica no es sino una norma para aplicar recortes. A raíz de esta normativa, en Canarias al profesorado de secundaria y otros cuerpos se les incrementó en dos las horas lectivas semanales y las de permanencia en el centro, empeorando de manera significativa las condiciones de trabajo.

 Si a este horario abusivo, que ya de por sí exige al profesorado un sobreesfuerzo permanente, unimos que Canarias es de los territorios del estado en los que es mayor el número medio de alumnos por profesor/a, lo que obliga a los docentes a dedicar más tiempo a tareas burocráticas y menos tiempo a cada uno de sus alumnos y alumnas, nos encontramos con un escenario que sigue siendo más propio de una situación de crisis económica y que sólo consigue dañar de forma importante a la enseñanza pública canaria.

 Si como parece ya hemos superado la crisis, también es hora de superar los recortes que en su nombre nos impusieron, es hora de que el profesorado recupere las condiciones de trabajo perdidas, es hora de hacernos oír, ya es hora.

 Del Secretariado Nacional del STEC-IC

 
 Europa