2051 th3

Intersindical en el Día de la bandera canaria

Noemi Santana

oemí Santana“Si yo hiciera mi mundo, todo sería un disparate, porque todo sería lo que no es. Y entonces al revés, lo que es no sería y lo que no pudiera ser, sí sería.” (Alícia en el País de las Maravillas) 

En el trastorno llamado desrealización la persona que lo padece experimenta el mundo o el entorno como si fuera extraño e irreal, como si estuviera dentro de un sueño. Puede percibir alteraciones en la forma y el tamaño de los objetos y la gente le puede parecer extraña o desconocida. También puede aparecer una alteración en la sensación subjetiva del paso del tiempo. 

Fernando Clavijo y su gobierno parecieran afectados por este y otros trastornos. Nos invade la sensación, en demasiadas ocasiones, de que nuestro presidente tiene problemas de ubicación, espacio, tiempo y, en general, de percepción de la realidad. 

En primer lugar, cuando vemos cómo ignora por completo los problemas reales que padece una gran mayoría de gente de Canarias. Hace casi un año conocimos el dato de la vergüenza: la tasa Arope que indicaba que el 44'6% de la población canaria vive en riesgo de pobreza y exclusión social. La respuesta de nuestro presidente en un pleno monotemático sobre el tema fue sorprendente: discutir los datos, no el problema. 

Lo mismo ocurrió cuando le preguntamos en sede parlamentaria (esa en la que, por cierto, cada vez pasa menos tiempo, apenas una hora cada 15 días) por el dato de que Canarias era una de las regiones de Europa donde había mayor preocupación por los casos de corrupción y enchufismo. Su respuesta fue por la misma línea: discutir el estudio en que se basaba la información. 

Pero, sin duda, lo más hilarante de estos últimos meses de legislatura fue cuando le preguntamos por la corrupción y nos respondió con el ya famoso “la corrupción en Canarias es inexistente”. Lo dicho, el problema en la percepción de la realidad es más que preocupante.

La desubicación se manifiesta en hechos sorprendentes, como que nuestro presidente ejerza en ocasiones funciones de ministro de Defensa ( visitando tropas españolas en el extranjero) o de cortesano ( acompañando a los Reyes en sus viajes por Estados Unidos), o incluso de comercial de grandes hoteleras, visitando toda feria de turismo habida y por haber. 

Pareciera que no comprendiera que sus funciones fundamentales no son las representativas (que también), sino las ejecutivas. 

Dice la Constitución española que el Rey tiene solo funciones representativas, que “reina, pero no gobierna”. Pareciera que en Canarias, más que presidente tenemos otro Rey: aparenta, pero no gobierna. Su última función este verano es una de las más preocupantes: hacer de lobbista de grandes multinacionales de los videojuegos. Su defensa exacerbada de los e-sports da mucho que pensar. Y para mal. 

El trastorno de desrealidad es grave también cuando la mente de nuestro gobernante se imagina que hace cosas que en realidad no hace. Eso ocurre sobre todo con la inversión en investigación y desarrollo, que baja en los presupuestos y sube en su imaginación. O también con la apuesta por las energías renovables: en la realidad se apuesta por el gas, en su mente apostamos por las energías limpias. Grave, muy grave. 

En resumen, y hay un dato claro por encima de todos que demuestra la realidad del Gobierno de Canarias: llevan más de 3 años y solo han sacado adelante una ley de calado: la del suelo. El resto: humo, reuniones y fotos. 

Ante esto, no hay mejor terapia de choque para la desrealidad de un gobernante, que las urnas. 

2019 es un año clave para Canarias. Nos jugamos seguir en la parálisis o movernos hacia algún lado. O seguir igual o cambiar. Seguir la senda de otros lugares, como Castilla-La Mancha (donde, con un gobierno PSOE-Podemos se ha podido sacar adelante una Renta Mínima Garantizada) o como Baleares (donde se aprobó una ecotasa de gran éxito, que ha permitido repercutir el beneficio del turismo en la población). 

Pero toda mejora pasa por un punto clave: Coalición Canaria no puede seguir gobernando esta tierra. Han sido un palo en la rueda que no ha permitido avanzar a Canarias. 

Ya han tenido demasiadas oportunidades y el resultado ha sido nefasto. Tienen que salir del gobierno. 

Y para que eso ocurra, lo hemos dicho y lo diremos por activa y por pasiva: hace falta un Podemos Canarias fuerte. Porque somos la única garantía de que haya un gobierno de coalición sin Coalición. 

Otros partidos parece que sufren de otro tipo de trastorno: el síndrome de Estocolmo. A pesar lo mal que les ha ido, insisten en querer seguir gobernando con Coalición. 

Esperamos que las urnas les dejen claro que el cambio en Canarias no solo es necesario: es imparable.

Ivan SoumiIván Soumi

 “Si hay complejo de inferioridad, hay pueblo colonizado” [1]

Se llama Pablo González Batista. Lo encuentro el martes 17 de julio presentando Hoy por hoy (minuto 05:20), programa matutino de una conocida radio española. Ahora sesea, ahora aspira las eses, ahora no, ahora sí, después otra vez no, y así todo el rato. Resulta penoso escucharlo. Penoso y descorazonador. Inmediatamente queda claro que Pablo González Batista, periodista radiofónico, tiene un problema: malgasta sus energías en imitar (mal) un dialecto que no es el suyo. Tras una breve búsqueda encuentro su ficha profesional en RTVE. Empieza así: “soy canario”.

Esaú Hernández también es periodista y canario. También tiene otro rasgo en común con su compañero González Batista: imita el castellano. Antes de seguir, aclaro que no hay necesidad de envenenarse: esto no es ni puede verse como un ataque personal absolutamente contra nadie. Hernández y González Batista son sólo dos ejemplos aleatorios de los muchos que se dan todos los días de todas las semanas de todos los meses en numerosos periodistas y profesionales canarios de todo tipo que tengan en la lengua una herramienta de trabajo. No tengo absolutamente nada que reprocharles como profesionales. Lo que cuestiono –y rechazo– es que se asuma como normalidad forzar las eses de manera estúpida en televisión y radio, imitar el acento de Valladolid o recurrir a la expresión escrita castellana.

Las preguntas que quiero plantear abiertamente a tanto imitador son: ¿qué ventaja creen conseguir emulando el castellano? ¿Por qué decir “no lo veis” es mejor que “no lo ven”? ¿Qué es lo que lleva a periodistas interesantes y prometedores a someterse al ridículo absurdo de ponerse a imitar el español mesetario? Las posibles imposiciones del cliente o empleador pueden explicar algunas de las situaciones, pero no todas. Por eso me parece ineludible plantear el concepto de racismo cultural [2].

Todos los pueblos que han sufrido colonialismo, y el canario ocupa ahí su lugar, se han visto sujetos a un proceso de inferiorización necesario para hacer prevalecer la idea jerárquica de superioridad de los colonizadores, ya que “lógicamente no es posible someter a la servidumbre a los hombres sin inferiorizarlos” [3]. Esa servidumbre, esainseguridad inducida, ese complejo de inferioridad se consiguen mediante un racismo cultural más o menos encubierto, que en el caso canario hoy tiene una de sus manifestaciones más visibles en la estigmatización de la modalidad canaria del español.

La inferiorización pasa necesariamente por promover e imponer la modalidad castellana como variedad prestigiada y superior. La modalidad canaria, toda nuestra cultura, es inferior, sencillamente. Poco legítima. Este racismo cultural lo sufrimos a diario en la escuela, a veces de manera brutal, a veces de manera más insidiosa; en los medios de comunicación de manera igualmente brutal o sibilina, y en cantidad de situaciones más o menos cotidianas de inferiorización. Desde la ausencia de modalidades no castellanas en la televisión española, pasando por el indignante pastiche que usan en sus locuciones las televisiones con programación canaria, la denigración constante del español de Canarias que practica esa desgracia que es el programa “En clave de ja”, hasta escuelas de actores y actrices de Madrid que “neutralizan y corrigen acentos al castellano”, específicamente el canario o el andaluz. No enseñan habla castellana para interpretar en los escenarios. Corrigen y neutralizan acentos. Racismo cultural en toda su miseria.

A este desprecio constante se añade que el español de Canarias es uno de los elementos que más nos diferencia, uno de nuestros principales rasgos definitorios. Basta abrir la boca para que nos cojan al vuelo: no somos hablantes castellanos. Para escapar al estigma, para contrarrestar esa inferiorización constante que hemos acabado por identificar con casi todo lo que nos diferencie, muchos canarios se dedican a emular el castellano para tratar de igualarse, para no quedar en evidencia y reclamar algo de ese prestigio que el centralismo reserva sólo para sí. Confrontados con el problema –dígase claro: imitar un dialecto ajeno es un problema– lo solemos negar. Huimos de él alegando una pretendida libertad de hablar como nos dé la gana o invocando una supuesta evolución del idioma que no resiste un somero análisis lingüístico de la realidad del español.

Sí. Expongo y mantengo que seguimos sometidos a un sistema racista no biológico que socava nuestra expresión cultural y coarta todo desarrollo cultural digno de ese nombre. Los pocos ejemplos de lo contrario son excepciones heroicas a la regla. El vosotrismo y la castellanización forzada que tantos canarios han asimilado como formas de expresión son sólo una de las múltiples manifestaciones de la erosión. Nada hay tan íntimo para la persona como su forma de hablar. Si asumimos como inadecuada hasta la manera en que dialogamos internamente con nosotros mismos, nos estamos rechazando. Nos autonegamos. Y quien se autoniega no puede considerarse psicológicamente sano.

Dice Humberto Hernández, presidente de la Academia canaria de la lengua, que “hay que eliminar ese complejo de que nuestra modalidad lingüística es inferior”. Aplaudo la labor de la ACL, pero con semejante tibieza en los planteamientos se reduce ella misma a la inocuidad. ¿Cómo cree Humberto Hernández que podremos eliminar nada si hasta la propia Academia se limita a deplorar el síntoma tímidamente, frente a periodistas, cultura, radio y televisión vehiculando la inferiorización y con el sistema educativo en la inopia? La Academia y todos hemos de perder de una vez el miedo. Hay que atacar no el síntoma, sino la raíz del problema sin miedo a polemizar, a llamar las cosas por su nombre. Porque la raíz del problema está en el sistema de racismo cultural encubierto en el que continuamos insertos. Mientras no empecemos por señalar, analizar, debatir y discutir la discriminación cotidiana del español de Canarias, expresión del racismo cultural, ya podemos clamar y lamentarnos que no estaremos sino poniendo paños calientes.

[1] FRANTZ FANON: Piel megra, máscaras blancas
[2] ÁNGEL SÁNCHEZ: “Una lectura canaria de Frantz Fanon”, en Ensayos sobre cultura canaria
[3] FRANTZ FANON: Los condenados de la tierra

Antonio MoralesAntonio Morales

Las enormes posibilidades que tenemos los grancanarios de hoy en comparación con la mayor parte de las etapas históricas que nos ha tocado vivir se agrandan si conocemos nuestro pasado y observamos la actualidad de forma integral. El conocimiento de nuestros recursos naturales, de la organización social, de la estructura económica, están condicionados por los procesos históricos que nos han conformado. Y sin excluir ninguna etapa, porque somos un pueblo definido por los acontecimientos anteriores y posteriores a la conquista. Y este conocimiento no puede quedar reducido a minorías estudiosas sino que debe conformar el saber común de todos los canarios.

El pasado 27 de junio, en compañía del arqueólogo insular Javier Velasco  y de Carlos Ruiz, Consejero de Cultura del Cabildo de Gran Canaria, participé en la presentación de “Gentes, tiempos y lugares”, el primer volumen de una colección divulgativa –“La isla de los canarios”- sobre el pasado prehispánico de Gran Canaria. Nuestra isla posee una riqueza arqueológica y etnográfica que desborda las previsiones que se hicieron hace muy poco tiempo. Los últimos descubrimientos así lo confirman y nos avisan los especialistas de que no puede darse por cerrado el capítulo de nuevos hallazgos significativos. Es un periodo de esperanza, pero también de compromisos porque los nuevos descubrimientos obligan a toda la sociedad, y a las instituciones que la representan, a culminar procesos de reconocimiento, conservación, protección o divulgación de nuestro patrimonio y de nuestra historia.

Esta publicación nace desde la conciencia de que esta riqueza histórica nos define como pueblo, nos dignifica como sociedad y nos revaloriza en el diálogo multicultural que debemos entablar en la comunidad investigadora y académica. La elección de “La isla de los canarios” como título para esta nueva colección editorial del Cabildo de Gran Canaria, así como del volumen que la inaugura, responde a unos motivos muy concretos: en primer lugar pretende reivindicar el término canarios, como el etnónimo que identifica a esas gentes, mujeres y hombres, que protagonizaron una parte de nuestra historia. No sabemos con certeza cómo se nombraban a sí mismos, pero no cabe duda de que se reconocían como parte de una colectividad única con identidad propia en el tiempo y en sus formas colectivas de expresión. En segundo lugar, se trata de un término generalizado en la tradición, en las fuentes escritas y orales, en la toponimia… lo que ayuda a respaldar la idea de una identidad histórica configurada a lo largo de los siglos, con pleno sentido tanto si nos referimos a nuestro pasado, como a nuestro presente. Canarios, como etnónimo, es en este caso una fórmula de reconocimiento histórico desde el presente.

La isla de los canarios fue bastante diferente a la Gran Canaria que hoy conocemos, pese a lo cual todavía somos capaces de distinguir la huella de esos antiguos habitantes desde la costa a la cumbre, en todas las vertientes, en playas, roques y barrancos. Además del cerca del millar de sitios en los que, según los inventarios arqueológicos, pueden descubrirse testimonios dispares de la vida cotidiana de estas poblaciones, tenemos que pensar que, como ahora, fue una isla surcada por cientos de caminos que unían los diferentes asentamientos, y a éstos con los lugares en los que se pastoreaba o donde se encontraban los terrenos de cultivo.

Tenemos claro que se trata de un contenido apasionante. Por eso no resulta difícil justificar la necesidad de esta colección. Han sido tres las dimensiones que pretendemos atender. En primer lugar, queremos difundir y actualizar toda la valiosa información sobre nuestro pasado, que los trabajos arqueológicos en los últimos años han producido sobre  el conocimiento de la sociedad prehispánica de Gran Canaria. La mayor parte de estas intervenciones han generado no solo un volumen de datos de gran alcance, sino también el replanteamiento de muchas de las explicaciones planteadas sobre los antiguos canarios. No debe olvidarse que pese a que una parte de esa información ha sido objeto de publicación en ámbitos académicos, otra no menos importante permanece inédita en las memorias de intervenciones arqueológicas. En cualquiera de los dos casos, su llegada al público general o a los docentes de educación primaria y secundaria es muy limitada, lo que reduce la difusión de los últimos descubrimientos.  

En segundo lugar, es notoria la cada vez mayor demanda de información sobre nuestro patrimonio arqueológico y los antiguos habitantes de Gran Canaria, como así se manifiesta, por ejemplo, en la cuantiosa asistencia de público a las actividades (charlas, visitas, etc.) organizadas desde la Consejería de Cultura, el éxito editorial de la Guía Arqueológica de Gran Canaria o el número de visitantes que acuden a los yacimientos arqueológicos habilitados para ello. Aunque muy difícil de cuantificar, a la luz de esta tendencia, es muy significativa la demanda ciudadana de publicaciones “no-expertas” sobre estas cuestiones  que, además, ofrezcan visiones accesibles, actuales y rigurosas de esta realidad histórica.

 Y en tercer lugar, queremos paliar la ausencia de materiales divulgativos actualizados  sobre este periodo de nuestro pasado. Nos preocupa, que sobre todo, en el plano educativo, ni el personal docente ni el alumnado cuente con referencias suficientes sobre esta materia. La colección “La Isla de los canarios” quiere convertirse, también, en un instrumento educativo, que pueda servir de base para la elaboración de materiales didácticos para su desarrollo en el aula o en las visitas a enclaves arqueológicos. Los manuales docentes necesitan de una actualización en los contenidos relacionados con el pasado prehispánico de Gran Canaria y sobre los yacimientos arqueológicos de la isla. La incorporación de estos contenidos (historia y patrimonio cultural) es imprescindible en cualquier apuesta de futuro.

Por estas razones estimamos que era el momento más adecuado para afrontar la edición de esta colección editorial sobre los antiguos canarios. La colección quiere ser una apuesta decidida por la divulgación y el acercamiento de esa porción del pasado a todas aquellas personas interesadas en nuestra historia. Por ello, este número –escrito por el arqueólogo Javier Velasco, inspector de Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura y Profesor Asociado en la Facultad de Historia de la ULPGC - aspira a ser el primero de una serie de trabajos que, de la mano de investigadores e investigadoras que conocen en profundidad cada uno de los temas, abordarán cuestiones particulares de estas poblaciones.  De aquí a diciembre tenemos previsto publicar los dos siguientes números. El número dos girará en torno al mundo de la agricultura, y estará firmado por un especialista en la materia, el doctor en Historia y docente en la ULPGC, Jacob Morales, y el tercero estará dedicado a la cultura funeraria, de la mano de otra especialista en este tema, la doctora, y también profesora de la ULPGC, Verónica Alberto.

El resto de la colección, hasta, al menos, 12 libros, se complementará con estos otros temas clave de la cultura de los antiguos canarios: la producción de bienes artesanos y las herramientas que usaban en la vida cotidiana; la ganadería y los animales domésticos, la gestión de los rebaños y el aprovechamiento económico que se hacía de ellos; la pesca y el marisqueo: la relación con el mar a partir de las actividades económicas (pesca y recolección); religión y creencias: la importancia del cielo; el papel de la mujer en la isla de los canarios; las enfermedades más frecuentes, los accidentes y las violencias; la lengua escrita y la lengua hablada; la arqueología del contacto,  los hallazgos arqueológicos en torno a la conquista y colonización de Gran Canaria…

Y digo que al menos hasta 12 títulos porque probablemente no sean suficientes ya que, en la misma noche de la presentación del primer volumen, ya andaba el Director General  de Cultura del Cabildo, Oswaldo Guerra, uno de los muñidores de esta idea, pensando en nuevos temas a incorporar. Queda abierta, por tanto, la propuesta para tiempos venideros. Para la realización de este primer volumen se ha  contado con la colaboración del diseñador y artista Agustín Caballero Casassa, que no solo ha maquetado el libro sino que ha trabajado digitalmente algunas de las fotografías en las que ha reconstruido algunos escenarios para ofrecernos una representación lo más cercana posible a los tiempos de los antiguos canarios. También ha aportado alguna obra plástica de su propia cosecha. Es además el diseñador gráfico de toda la colección.
Como señala el autor en la introducción de este primer volumen: “Cuando hablamos de la isla de los canarios, hemos de imaginar un ámbito territorial que esta colectividad no solo identificó con ella misma, sino que constituyó parte indisociable de su identidad histórica de su definición como colectivo. Quizás la frontera natural que suponía el mar ayudó a reforzar esta idea de patria”. Una idea a la que no debemos ni queremos renunciar. Profundizar en ella y en los elementos históricos que la han hecho posible es la mejor manera de construir el futuro que pretendemos.     

Creo que compartimos una buena noticia y este tiempo de verano es una ocasión excelente para acercarnos a este primer volumen de la colección. Estoy seguro de que sentirán la misma emoción y satisfacción intelectual que he disfrutado yo. 


Antonio Morales Méndez

Presidente del Cabildo de Gran Canaria 

 

Mila Hormiga 2Mila Hormiga

En una conversación entre profesionales del ámbito sanitario, las compañeras debaten sobre las pretensiones del Gobierno y la Consejería de Sanidad en su gestión. Los últimos datos ofrecidos, en los que aseguran que la lista de espera se ha reducido en un 5%, no saben ni de dónde los sacan. Desgraciadamente, este no es un tema nuevo de conversación, lleva debatiéndose muchos años, demasiados; Si médicos y médicas tienen cupos de 1.500 pacientes en Atención Primaria, llegando a atender en un solo turno a más de 50 personas, ¿cómo se puede ofrecer un servicio decente cuando tienes 6 minutos por paciente? La Atención Primaria es la encargada de la prevención y promoción de salud y con esos cupos sólo pueden dedicarse al asistencialismo, puro y duro. He ahí el primer gran problema.

Miles de personas en las islas han optado, cansadas de que jueguen con su salud, por pasarse a la sanidad privada porque ya no pueden más: “Solo de pensar lo que hubiera tardado la sanidad pública en detectarme la hernia, me sale otra”. Desde el año 2009 hasta el 2015, los servicios sanitarios de Canarias han sido los peores de toda España y estos últimos tres años han ganado por goleada, son oficialmente los peores. No sé qué pasa en esta tierra, que solo batimos récords turísticos y de miserias sociales.

Según los datos de la propia Consejería de Sanidad, presidida por el ex-gerente de uno de los hospitales privados más importantes de Canarias, no lo olvidemos, casi un 34% de las intervenciones quirúrgicas se realizan fuera del Servicio Canario de Salud, pagado con fondos públicos. El archipiélago es, según datos del Ministerio de Sanidad, la comunidad autónoma donde más tiempo se espera para una intervención quirúrgica o para una consulta del especialista. Y, si es cierto que han mejorado esas listas de espera, pues esperamos que las publiquen, por especialidades. Podemos ya ha exigido en varias ocasiones al Gobierno de Canarias que sea transparente, que publique aquello que promociona con datos oficiales de una vez.

Y no lo decimos nosotros, los y las profesionales, tras la publicación de estos datos, calificados como “campaña de marketing”, han visto en la falta de transparencia en estas listas de espera un trasfondo muy turbio. No olvidemos que se ha logrado recurriendo a medios privados con financiación pública. Esto alarga el deterioro del sistema público. Están potenciado con dinero público el negocio de la sanidad privada.

Las derivaciones a la sanidad privada han aumentado con un descaro desmedido y, ¿para qué?, ¿acaso ha mejorado la atención? La gente sigue sufriendo las listas de espera para intervenciones, los meses para una consulta con los profesionales especialistas y sobre todo, un empeoramiento de su salud. Los y las profesionales denuncian las citas para el 2021 y esperas quirúrgicas de mucho más que entre 90 y 150 días (tiempos máximos de acceso garantizados según patología).

¿Cómo juegan así con la vida de la gente? El presupuesto de la comunidad autónoma para la Sanidad en 2017 invirtió 270 millones de euros en la sanidad privada, solo por detrás de las grandes urbes como son Cataluña y Madrid. Es una vergüenza ver cómo aparcan las ambulancias públicas en los hospitales privados para que los pacientes sean atendidos y luego ese mismo paciente se deriva a la pública.

Faltan especialistas y no se cumplen los ratios de profesionales sanitarios en estas islas. No se invierte en infraestructuras desde hace muchos años. La solución que pasa por la privatización del servicio no mejora en nada el futuro de la sanidad pública, si no se invierte y mejora lo público es la gente la que al final, sale escaldada. ¿Cuándo lo entenderán? Nunca se ha hecho ningún estudio para saber si realmente sale más barato derivar a la concertada en vez de invertir en infraestructuras y contratación de personal. No se hacen políticas sanitarias a largo plazo. Podemos Canarias pedirá este estudio que seguro saca los colores a más de un político que actualmente se beneficia directamente de los conciertos sanitarios.

El índice de satisfacción de la sanidad es un 5,2 de 10 y, aun así, un tercio de quienes tienen seguro privado prefiere, aun pagándolo, ir ala sanidad pública. Porque se saben mejor atendidos, porque saben de la calidad de los y las profesionales en la pública.

Los trabajadores y trabajadoras de la privada sufren las miserias de este sector que estamos financiando, gracias a las acciones del gobierno en minoría de Coalición Canaria. Los profesionales sanitarios de la privada se encuentran en una precariedad extrema, por ejemplo con enfermeras que cobran 800 euros y profesionales de Rayos que cobran 900 euros. ¿Y esta vergüenza que está pagando y permitiendo el señor Baltar? ¿Qué pasó con la nueva ley de contratos públicos, que se supone lucha contra la precariedad laboral, más aun en la subcontratación?

Los profesionales del sector reciben menores retribuciones, en ambulancias se obliga a los trabajadores por parte de las empresas con conciertos, a estar como autónomos, pagándose hasta los uniformes. Y el propio TSJC reconoció la laboralidad de las relaciones en un pleito que ha involucrado a seis empresas privadas y al Servicio Canario de Salud por permitirlo. Ya está bien.

Se ríen de la gente. Se ríen de los pacientes y de los profesionales trabajadores del sector. Ya está bien señor Clavijo, el próximo curso abrirá usted la campaña electoral para ser reelegido, la verdad que tiene mucho ego si después del desastre de gobierno que ha dirigido se cree con posibilidades de hacer una segunda parte. Pero mire, aproveche esa campaña y mejore la atención sanitaria de los canarios y canarias, hágalo al menos para sacarle el rédito electoral.

Consejera de Podemos en el Cabildo de Tenerife 

Chema HernandezChema Hernández Aguiar

 

En sólo cinco minutos que invierte un español en detenerse a saludar a un conocido en la calle o tomar un cortado la deuda española se ha incrementado en 426.795 euros.

En una hora de su sueño nocturno ha subido en 5.121.515 euros. Ésta es la variación en tiempo real de una economía que afirman y publicitan que marcha bien.

En Marzo del 2018, el Banco Central Europeo (BCE) acumulaba bonos españoles por importe de 235.740 millones de euros de los últimos tres años.

Mientras el aparato mediático y el gobierno de la metrópoli trasladan una visión optimista y eufórica de la situación económica española, la realidad es que España es un Estado quebrado.

Esbocemos la situación de quiebra:

EL BCE seguirá realizado compras netas de activos al ritmo de 30.000 millones al mes hasta el fin de septiembre de 2018. Tras esa fecha, el ritmo mensual de compras netas se reducirá a 15.000 millones de euros hasta diciembre de 2018, y entonces las compras netas terminarán.

Es decir, en diciembre se acaba la financiación la compra de deuda española. Siendo el BCE casi el único comprador en exclusiva, además de la Banca española.

  1. La deuda pública , según el gobierno es del 98,8% del PIB oficial.  2007 tuviese una deuda de 384.000 millones de euros y hoy de 1.185.000.000.000 de euros.

La deuda real es del 132%-136%(1.393.000.000.000), según los analistas

  1. La cifra oficial no contempla:
  2. a) El dinero entregado por el Estado a las administraciones públicas.
  3. b) Los compromisos adquiridos con el sector financiero, como esquemas de protección de activos, exposición de créditos comerciales como anticipos, pagarés, garantías y deuda de las empresas públicas.
  4. Las entidades financieras españolas debían en marzo al Banco Central Europeo (BCE) un total de 169.680 millones de euros. La banca española tiene una exposición a los bonos italianos de más de 35.000 millones de euros

Banco Santander tiene 62.637 millones en deuda española, mientras en deuda italiana alcanza los 6.108 millones.

BBVA se sitúa los 54.625 millones en deuda española y otros 9.827 millones

Bankia les sigue con 4.656 millones en bonos italianos y otros 32.129 millones en deuda pública española. CaixaBank, ostenta 34.140,18 millones en deuda española.

Banco Sabadell es la entidad financiera con mayor exposición el 70% del total, con 9.700 millones en deuda italiana y otros 9.400 en deuda española

  1. El BCE acumula bonos españoles por importe de 241.601 millones de euros desde el lanzamiento de su programa de compra de activos del sector público en marzo de 2015.Sólo este año comprará 35 millones de euros.

En 2007 la Deuda Pública española era de 383.000 millones de euros. Se ha incrementado, en sólo 10  años y medio es de 1.185.000.000.000 de euros. 1.185.000.000.000 de euros.  En 2019, para poder cubrir la deuda y el déficit de pensiones sería necesario una aportación de 13.105 euros, de media, por persona.

Cataluña y el rescate anunciado

Es conocido por el Gobierno de España que el escenario del rescate cuenta con un 80% de posibilidades de producirse en tiempo más o menos breve. Muchas son las consecuencias políticas de ese rescate, pero elijamos las siguientes.

  1. Tras el rescate cualquiera de los dos muchachos de la ultraderechas española, tanto Casado como Ribera podrían hacerse con una mayoría absoluta con el apoyo del IBEX y la UE, quemando al gobierno de Sánchez y atando de pies y manos al centroizquierda que quedaría como culpable, responsable del crack.
  2. Bajo un rescate Cataluña tendría casi imposible su emancipación.
  3. Pedro Sánchez, que tiene el mandato de Merkel de resolver l cuestión catalana. ha ofertado transitoriamente transferencias a Cataluña que la aproximarían a  un estado federado a España. Tras las próximas elecciones estaría dispuesto a la reforma constitucional y la desaparición de la Monarquía. Observe el lector la campaña mediática de desprestigio de la monarquía española, donde antes sólo había silencio y que pronto también afectará a Felipe VI y entorno.
  4. Cataluña y Puigdemont saben que, o aceleran el proceso en estos meses, o un previsible rescate, hará imposible la Independencia.
  5. Los dirigentes españoles también saben que, con el conflicto de Cataluña activo y en ebullición, el rescate no es viable y se retrasará.
  6. Pedro Sánchez y el PSOE sólo serán útiles para los dirigentes europeos y su nomenclatura si cierra el conflicto catalán y evita un racimo de explosiones secesionistas en Europa.
  7. Si observamos a la dirigencia de Podemos ha bajado el diapasón conscientes de los peligros y participes del Pacto secreto de reforma constitucional.
  8. Los conflictos comerciales y económicos entre potencias favorecen que Cataluña sea una pieza valiosa para Rusia y especialmente para frenar el gaseoducto argelino que transita por Cataluña. Es muy probable que Puigdemont muestre en breve el peso internacional en una visita sorpresa a un Estado.
  9. Vista la irreductibilidad de la dirigencia catalana comandado por Puigdemont han optado por favorecer la división de los independentistas, operación de dudoso éxito práctico ya que se disponen a convocar una elecciones cuyos resultados refrendarían la república catalana.
  10. La cuestión vasca esta agazapada pero no inactiva y lo saben.

En este contexto, en la colonia, la representación política institucional sigue en el mercadillo trapicheando bisutería, aunque ya la metrópoli no muestra excesivo interés, dada la situación española. Canarias está fuera de juego y fuera de este juego, simplemente no cuenta.

Es por todo lo anterior que frente a una metrópoli en quiebra no caben más eufemismos, no vale disfrazar la independencia y la descolonización bajo término y fórmulas políticas para las que no hay tiempo, ni históricamente han funcionado. No es tiempo de ambigüedades, sino de ofrecer una propuesta política, organizativa y de representación por la Independencia. Conviene recordar que en ningún caso una colonia es responsable de deuda alguna del Estado colonizador y que por el contrario la deuda es de la metrópoli con la colonia, debiendo  restituir económicamente los expolios según las condiciones que se establezcan  en el proceso de descolonización.

En África, a julio del año del Colapso

Jorge DortaJorge Dorta

Ayer aparecieron dos noticias, por un lado el ABC titula "la lacra del turismo sexual se normaliza en Canarias" y hace referencia a unestudio oficial del Gobierno de Canarias encargado a la Universidad de La Laguna (ULL). El articulo habla de la oferta de sexo para turistas europeos entre chicas de las islas que se encuentran en una situación económica vulnerable y de cómo a ese turista le es más barato, cómodo y seguro volar a Canarias una estancia corta que irse a follar a Vietnam, Tailandia o Sudamérica.

Ahora mismo las canarias ya no son ni camareras de bares, ni camareras de pisos, esos trabajos los están cogiendo rumanos, alemanes, italianos, españoles, sudamericanas, etc... En Canarias la tasa de desempleo juvenil es superior al 50%, el número de mujeres desempleadas supera las 100.000 personas y las expectativas de futuro y cambio de modelo son cero. En ese ambiente la prostitución da una salida al paro y mayores ingresos que de camarera de pisos.

 

En el año 2013 hice esta viñeta... creo que no andaba muy descaminado

La segunda noticia la publicó OK Diario y se titula "Los canarios llevan 17 años empobreciéndose":  Las estadísticas son demoledoras. Entre el 2000 y el 2017 la renta media en Canarias ha bajado unos 1000 euros mientras que en España ha subido unos 4.000. Mientras que en el año 2000 la renta media canaria era un 96,71% de la renta media española, ahora es tan solo un 81,1%. 

La tendencia cuando comparamos la renta media canaria con respecto a la renta media española es claramente descendente, tal y como muestra el siguiente gráfico

Es interesante que esto ocurra cuando la economía canaria ha estado creciendo más que la economía española y cuando tenemos record de turistas en Canarias. De hecho en el año 2017 se batió el record de turistas con 14,21 millones de turistas, o dicho de otra forma más de siete turistas por cada residente canario.

Llevamos 27 años de plena integración en la Unión Europea como Región Ultra periférica, en este periodo el sector primario en Canarias ha descendido más un 60% y el sector industrial (excluido agua y energía) más de un 40%.

Uno se podría esperar ante este panorama que el sector público hubiera tomado un liderazgo inversor con medidas contracíclicas, pero Canarias ha venido siendo la autonomía con menos deuda por habitante de todo el estado español,.. y todavía se ponen medallas por ello. Ya sabemos que si hay que sacrificar a alguien por el bien de la santa unidad de la patria española, los primeros sacrificados vamos a ser los canarios, como con el Sáhara y el banco pesquero.

Así en el año 2017 el Gobierno de Canarias cerró con un superávit de 295 millones de euros (y eso que ni los hoteles ni los empresarios en Canarias pagan prácticamente impuestos) y dejo de gastar más de 500 millones de Euros (el techo de gasto es del 0,6% del PIB). Fantástico oiga, Madrid contento, y mientras tanto las canarias a poner el culo con los turistas,... y los canarios con los jefes alemanes, británicos o españoles de los hoteles para que les renueven los contratos temporales y precarios con los que sobreviven los afortunados de tener un trabajo. Porque colonos españoles y europeos no paran de venir, ya decía un amigo mío que las pateras a Canarias vienen por vía aérea.

La austeridad "canaria" le viene muy bien al gobierno de Rajoy, así el gobierno central u otras autonomías pueden gastar más. Al fin y al cabo, la opinión de los canarios no importa, con el sistema electoral amañado y fraudulento que padecemos en Canarias poco importa realmente la opinión o los deseos de los canarios. Da igual quien gobierne, en realidad el pacto es entre Capitanía General y ATI, y a ese no le afecta que el compañero de cama sea PP o PSOE,

El modelo de desarrollo de Canarias se fundamenta en tres pilares, el Estatuto de Autonomía (con la ley electoral canaria como pilar central), el Régimen Económico y Fiscal y el Estatuto de Región Ultraperiférica. Ya no estamos hablando de opinión o proyecciones, estamos hablando de estadística, 27 años de estadística que demuestran el fracaso de este triunvirato tóxico... fracaso para el canario,... para los cuatro caciques y los intereses extranjeros en Canarias, incluidos los españoles, muy rentable.

Al igual que la Cuba de Batista se convirtió en el prostíbulo de USA, Canarias se ha estado convirtiendo en el prostíbulo de la Unión Europea. Lo que realmente me sorprenda es que todavía haya canarios defendiendo este modelo, defendiendo el REF, defendiendo que Canarias es Europa, que somos España, que España nos protege, que tenemos que vivir de la caridad del resto del Estado, y no reconociendo que nos roban y nos explotan, que cortan nuestro desarrollo y nuestro crecimiento y que somos más colonia que nunca, ... una colonia turística y de mercado cautivo.... 

Llevamos casi diez años en este blog Mencey Macro, y en los más de ochocientos artículos publicados, hemos denunciando que Canarias no se resuelve con parcheos, y que si no se tomaban medidas la situación no haría más que empeorar.... pero no te preocupes, que todavía podemos caer más bajo. La vida es tan sabia que si no aprendes una lección te la repite y te la repite y te la vuelve a repetir.

Cuando se ha perdido el 60% del sector primario, el 40% del sector secundario, cuando los niveles de paro son tercermundistas, cuando las bolsas de pobreza no hacen más que crecer, cuando la renta media decrece durante décadas, cuando la diferencial de renta con la media del estado no hace más que decrecer....  todo ello son síntomas de algo mucho más profundo, que el modelo de desarrollo no funciona y que eso no se arregla con parchear el REF.

La única respuesta política a este despropósito es "anclar el REF" en la Constitución que proponen Nueva Canarias y Coalición Canarias, los medianeros del sistema... es decir anclar en la constitución el yugo que nos han puesto... joder, menos mal que son [falsos] "nacionalistas", si llegan a ser españolistas nos venden como esclavos en Sevilla o Valencia como antaño directamente.

En Canarias hemos perdido el tren de la modernidad, nos arrebataron el tren de los puertos francos, nos desglobalizaron haciéndonos bajar del tren de la globalización, hemos perdido el tren de desarrollo de África, del comercio sur-sur, de las nuevas tecnologías ... y hemos perdido el tren de la educación.... no es de extrañar que hayamos terminado convirtiéndonos no ya en el bar de copas de Europa, sino en su prostíbulo.

Y es que el sucio secreto que no te contaran los economistas es que la tarta de la economía no se puede hacer mayor sin alterar la forma en la que se distribuye. Es decir, no puede haber desarrollo sin alterar los equilibrios de poder ni la influencia política. La tarta podrá ser más chica pero la porción para ellos y sus compinches mayor. Cuando se vive del BOE, del tráfico de influencias, del control del aparato administrativo del Estado y de los negocios de presidencia o del palco del Bernabéu, controlar el poder político sacrificando las oportunidades de desarrollo de los demás es vital. Ese es el caciquismo. Esa es la clave para entender la disfuncionalidad canaria. Permiten solo el desarrollo cuando les beneficia directamente a ellos y pueden meter la cuchara. Lo que ocurre en Canarias no es error, ni ignorancia, ni insularidad, ni ultraperiferia.... es diseño. En Canarias las cosas son como son porque a cuatro le interesa que así sea... lo mismo que a Madrid y a Europa. Es más, especialmente a Madrid, porque los de aquí son básicamente los medianeros de los de allí.

Pero hasta que este pueblo no aprenda que tiene que asumir la responsabilidad de su situación dejando atrás victimismos estériles y utopías desastrosas, que nadie va a venir a salvarlo si no se salva el mismo, que tiene que articular una respuesta política propia (más allá de los medianeros que nos venden por migajas) para poder generar un marco económico distinto, y que eso no se hace en dos días ni el año antes de las elecciones ... pues seguirá degenerando y cayendo cada vez más bajo.... y seguirá completamente fuera de juego sin capacidad de influencia ni decisión, perdiendo oportunidades y sin capacidad de acción frente a coyunturas críticas,..... O como decían los viejos totalmente "en Orsay".

Durante todos estos años cada cual sabe lo que ha hecho. Que cada cual cargue con sus responsabilidades pero yo me se unos cuantos que, si yo hubiese actuado como ellos, a mí se me caía la cara de vergüenza...

 

POBREZA

 

DSC05083