2051 th3

Intersindical en el Día de la bandera canaria

Ivan SoumiIván Soumi

“Joder, no hay en España nada más caro que las Islas Canarias”
“Todo vale la mitad en Canarias. El agua vale el doble y se la pagamos”
“Los canarios viven de la subvención, no viven de otra cosa y esto es un insulto a la inteligencia” [1].

La propaganda españolera siempre nos ha presentado como unos mantenidos incapaces. Nunca pierde ocasión de recordarnos lo caros que le salimos los canarios a esa nación española desbordante de generosidad siempre desinteresada que nos inunda de millones a fondo perdido para que no muramos de hambre. Un ejemplo reciente de esa propaganda, que nunca descansa, nos lo da el diario digital El Español.comEnel, la gran beneficiada del agujero que hace Canarias al bolsillo de los españoles.

Agujero en el bolsillo de los españoles. Va el artículo de lo cara que resulta la generación eléctrica en el Archipiélago y de cómo los canarios suponemos un sobrecoste que pagan “a escote entre todos los españoles”. Pero espérense porque antes de reclamarle la guita al español de turno que le haya tocado en suerte a cada cual (el mío no me ha pagado, ¡me debe una pasta!), conviene seguir leyendo porque más adelante el mismo artículo se contradice. Después de tratarnos a los canarios poco menos que de parásitos, resulta que dice sospechar que las compensaciones que cobra Unelco del Estado superan los costes reales. Que en Canarias hay “una suerte de monopolio en el que la operación de Endesa sigue engordando año a año los bolsillos de su matriz”, Enel. Que “la operación de la eléctrica en las Islas Canarias se ha convertido en un jugoso caramelo para la italiana Enel”. Que los sucesivos ministros españoles del ramo han impedido el desarrollo de renovables, y que “el único beneficiario de la situación en las Islas, tanto desde el punto de vista regulatorio como del fiscal, es Enel”.

O sea, que quien le vacía los bolsillos a los españoles (¡y a los canarios!) al final no somos los canarios. Son las eléctricas con la connivencia del Estado; concretamente una, Enel, a la que le vendieron Endesa de aquella mala manera que recordarán. Los canarios somos un mercado cautivo, un “jugoso caramelo” que no es que deje pérdidas, es que es un bisne que no quieren soltar ni a la de tres. Pero el titular del artículo no dice eso, sino todo lo contrario. Periodista, no dejes que la realidad te estropee el titular.

Lo jodido de verdad en todo esto no es que a Canarias la estallen como una pita y encima tengan la poca vergüenza en España de pretender que les demos las gracias. Lo verdaderamente jodido es que los canarios nos traguemos el cuento de que ellos nos mantienen. He ahí la madre de la baifa. ¿Y cómo nos lo tragamos? Pues por “la imputación metódica que se ha hecho al subdesarrollado de seguir siéndolo como culpabilización por sus defectos, sus culpas y su resistencia a la asimilación. Indolencia, rutina, cerrazón mental, obstinación, serían las imputaciones principales” [2]. Es decir, continuamos inmersos en el relato colonialista de que nuestro subdesarrollo es culpa nuestra. Es el leitmotiv de todo colonialismo: para poderlo explotar hay que convencer al colonizado de que es un inútil, no sabe manejarse por sí mismo y hay que hacérselo todo. Supone una carga. Y mientras se lo cree, que los intereses de turno vayan haciendo caja.

Así, “el opresor, por el carácter global y tremendo de su autoridad, llega a imponer al autóctono nuevas maneras de ver, singularmente un juicio peyorativo en cuanto a sus formas originales de existir (…). Culpabilidad e inferioridad son las consecuencias habituales de esta dialéctica. El oprimido intenta, entonces, escapar, por una parte proclamando su adhesión total e incondicional a los nuevos modelos culturales, por otra parte pronunciando una condena irreversible de su estilo cultural propio” [3]. Así se explican frases como “el turismo nos da de comer” con niveles de pobreza galopantes mientras la maquinaria turística (o energética en este caso) bate récords de beneficios año sí y año también.

Economía y administración colonial, pues, van íntimamente unidas en Canarias (…). Y ahora bien sabemos que las plusvalías fiscales y la misma explotación social y económica (levas, derecho de familias, etc.) devengaban a La Corona una cantidad suficiente de beneficios nada despreciables para sus intereses coloniales. No de otra manera puede entenderse su estancia en estas Islas. Y todo ello a pesar de que las relaciones Canarias / España no fuesen significativas” [4].

La relación con España siempre ha sido colonial y de lucro en favor de esta. No cabe pues hablar ni de agujero ni de mantenimiento, ni antes ni ahora. Canarias es hoy motor principal de la primera industria española. Más que abundar en el tópico colonial de las Islas como supuesta “carga” para España, los canarios haríamos bien en sacudirnos el complejo de inferioridad inoculado y empezar a reflexionar sobre si esta España realmente a nosotros nos sale a cuenta.

http://www.tamaimos.com

[1]: http://www.tamaimos.com/2012/07/02/de-godos-y-mantenidos/
[2]: ÁNGEL SÁNCHEZ: Ensayos sobre cultura canaria
[3]: FRANZ FANON: Por la revolución africana
[4]: JOSÉ R. SANTANA GODOY: “Economía y administración colonial en Canarias”, en Revista Aguayro nº 90

De godos y mantenidos

www.tamaimos.com

A estas alturas ya conocerán ustedes estas declaraciones de Pedro Muñoz, alcalde de Toreno, en las que nos describe a los canarios como meros parásitos de la

Wladimiro RodriguezWladimiro Rodríguez Brito

En el año 1948 nace una romería ante una situación de sequía, cosa habitual en la historia de las Islas, no solo antes, los temas de escasez de agua y las invasiones de langostas. El año siguiente mejora la pluviometría, pero la romería vuelve a salir a las calles de La Laguna, y desde entonces han transcurrido 70 romerías contando con la que ha tenido lugar el pasado domingo.

Debemos hacer una lectura: la romería se instituyó no solo por razones religiosas y festivas, que han sido la proa de una nave cargada de tripulantes que viajaban, y hacen de timonel, también se creó en la defensa de otros valores, ante la agresión hacia lo tradicional en una sociedad que comienza a confundir progreso con alejarse del mundo rural. El estómago se hace dependiente del exterior y aquí las vacas, las lecheras, el campo y lo sano y natural se ven desplazados por la comercialización, las tierras de cultivo como solar, los alegatos sobre excedentes agrarios en el mundo, los campesinos como algo del pasado, los procesos de urbanización, la cultura urbana, la ruptura de la escuela con el entorno, etc.

Aquí, en la zona de San Benito, nace una trilladora en defensa de los ganaderos, la Cooperativa de La Candelaria. Posteriormente, con Pedro Molina, nacen otros proyectos como la defensa de la vaca del país, la Asociación de Ganaderos de Tenerife (Agate), el impulso del arrastre, y otras mejoras para el agro, como la fábrica de pienso y Teisol. Esta última, la quesería, surge en la lucha por parar los planteamientos urbanitas, que han expulsado las cuadras ganaderas no solo del ámbito urbano, sino también del mundo rural. Aquí se logran parar algunos desahucios.

La romería ha sido también un freno a las pituitarias finas de los urbanitas. Mitad fiesta, mitad reivindicación ganadera.

Este año 1948 se conoció en toda Canarias como "el año de la sequía", por tanto la romería de San Benito nace en medio de una gran crisis pluviométrica, durante la cual, entre otros casos, barcos aljibe llevaron agua para beber a las islas de Fuerteventura, Lanzarote y El Hierro.

También la romería nace en una situación social en la que existía una crisis no pluviométrica, sino política, en la que había un nivel de penuria importante. No olvidemos las historias del racionamiento, del estraperlo, del supuesto trigo y millo de Argentina que Franco negoció con Perón.

La visita de Evita el año anterior a Canarias prometiendo a García Escámez (que era el que supuestamente gestionaba la economía de las Islas en esos momentos) maíz y trigo de Argentina, en el que vinieron más gorgojos, en algunos casos, que granos para nuestras islas. No olvidemos que estaba el plan Marshall en Europa, y Franco buscaba un aliado para la situación de miseria que estaba viviendo el pueblo español, y que en Canarias dicha miseria se agravaba con la sequía

Estamos en un contexto -el año 1948- muy duro para las Islas. Estaban saliendo de Canarias hacia América numerosos jóvenes huyendo del hambre y la penuria.

La romería se instaura en el mayor municipio agroganadero de Canarias, en el que si bien es verdad que ese año no llovió, en esos momentos La Laguna disponía de aportes hídricos de algunas galerías como la del Valle de Güímar, Río Portezuelo o Araca. Esto hizo que el municipio fuera uno de los más ricos, precisamente con el regadío, aunque esto no cubrió las necesidades, ya que se había perdido gran parte de la cosecha de cereales.

Estamos en una fiesta con tradición agroganadera y con un impacto importante en la situación económica. En un territorio que había quedado huérfano del plan Marshall, y en el que Franco había acordado con Perón exportar españoles -hasta 400.000 inmigrantes- a Argentina como alternativa a la crisis que vivía la economía española.

Por ello, situar a San Benito en un contexto social, en el que la vida y la convivencia que tenían los laguneros era totalmente diferente de la que hay en este momento, y eso es un déficit que tenemos que corregir. Es decir, en esa época era un municipio en el que podía haber problemas de clases sociales, pero no había una diferencia marcada entre lo urbano y lo rural, ambos mundos convivían, y era lícito y era entendible que tuviéramos en esa época vacas en la calle Maya, o en la calle San Agustín a 20 metros del Obispado, y que era también totalmente entendible que las vacas movían carretas con estiércol o con pastos para el ganado en las distintas calles de La Laguna.

Francisco denizPaco Déniz

Implicar a todas las instituciones públicas canarias en el fomento de los videojuegos competitivos obedece a una estrategia perfectamente diseñada por la cúpula de CC y multinacionales del sector.

Nada se ha dejado al azar. Industrias del sector sedujeron a importantes medios de comunicación en las Islas para su fomento, pagan una cantidad de dinero considerable a escribanos para que, periódicamente, difundan supuestos efectos benignos de este entretenimiento, se contratan simpatizantes y antiguos cargos políticos de CC en empresas privadas para que les dirijan estas actividades. Como la oposición logramos sacarlo de la ley, activaron el plan B, consistente en movilizar a los ayuntamientos de su cuerda para que fomentaran todo tipo de eventos relacionados y, en vista de que les parece poco, le han cedido la gestión del edificio público Ireneo González a una empresa muy cercana para que fomente el aprendizaje de estos juegos y su profesionalización. Como si el conocimiento no tuviera otras prioridades. El Cabildo de Tenerife, institución puntera en el fomento a traición de estos juegos, y según consta en la relación de facturas nominativas, solo en los años 16-17-18 ha concedido un total de 1.790.000 euros a INNOVA 7, empresa de su máxima confianza y otras imaginaciones.

Pero no es suficiente, la Consejería de Educación, en contra de la opinión de sus técnicos, organiza una liga de videojuegos en nuestros colegios e institutos, aportando dinero, personal, horario y mobiliario para ello. No se le ocurrió a la consejera un concurso de conocimientos y actividades, no sé, un “Pasapalabra”, un Cesta y Punto de mi época, un septem, una muestra de teatro, recuperar el torneo escolar de lucha canaria aprobado por el Parlamento, un concurso musical de bandas de rock. Según ella, hay que estar con los tiempos. Pero si fuera así, también podría organizar un “Mujeres hombres y viceversa”. Eso mola cantiduby.

Maldito el caso que han hecho a las familias desesperadas porque sus hijos dejen la maquinita, tampoco a los colegios profesionales de educación física, ni a las Ampas, ni a las recomendaciones de la OMS, médicos y pediatras, ni al profesorado. Les ha importado un carajo que no tengamos horas suficientes en Física y Química, ni en Educación Física, ni en Filosofía, que el Parlamento haya aprobado resoluciones aconsejando todo lo contrario al sedentarismo. Ni los resultados PISA en Canarias. No les importa que tengamos la infancia más obesa y las mayores tasas de diabetes y obesidad infantil de la UE. Promocionan un negocio que ya se promociona solito. ¿Entonces?, pues concluyo que como CC ya no tiene constructores que les paguen sus campañas electorales y otras cosas, quizás sean estas nuevas empresas multimillonarias y multinacionales las que les puedan sacar de sus apuros electorales. ¡Oiga, por cierto, que la gente juegue a lo que le dé la gana!, pero las instituciones públicas están para otras cosas y no para los antojos de Clavijo.

 

Chema HernandezChema Hernández Aguiar

Hoy he vuelto a pasar por aquel camino verde
Y en el recuerdo se pierde toda mi felicidad
Hoy he vuelto a grabar nuestros nombres en la encina
He subido a la colina y allí me he puesto a llorar
Por el camino verde camino verde que va a la ermita
Desde que tu te fuiste lloran de pena las margaritas
La fuente se ha secado las azucenas están marchitas
En el camino verde camino verde que va a la ermita
Camino, camino verde

Camino Verde. Antonio Molina

Caminito al infierno

Hace un par de días he podido descubrir las dotes artísticas del Presidente de la CCE, que no es Antonio y menos Molina, a pesar de su cierto parecido físico.

Nunca supuse que nos regalará semejante copla a modo de misiva político empresarial, sin embargo he descubierto que nada tendría que envidiarle a Antonio Molina. Me lo imaginé tarareándole a José Manuel: “Y en el recuerdo se pierde toda mi felicidad”. He rememorado sus emocionadas palabras, todavía “erizan mi piel”, cuando dimitió José Manuel Soria, y por fin comprendí: ”Hoy he vuelto a grabar nuestros nombres en la encina”.

Sin embargo nada tiene de romántica o bucólica la pseudocarta, más que carta la llamaría recadito, en la que, de manera evidente da un último aviso al receptor de la misma, en definitiva es un ultimátum. Ultimátum que tiene como remitente a los dirigentes de NC, la misiva no intenta corregir la situación actual, sino que las urnas le pudieran dar cuatro años más a Antonio Morales.

Les traduzco de forma burda esta epístola:

-Mira Román y compañía, si quieren que nos entendamos, quítenme a Antonio Morales de en medio.

Empoderados

Están empoderados. El Círculo de Empresarios, a través de su vocero, ha dejado claro que participa en la precampaña electoral y que participará en la campaña, al tiempo que, sin reparos, muestra su apuesta por las derechas españolas.

Es tan clara esa apuesta que incluye a todas las administraciones de Gran Canaria, que curiosamente no están bajo el control de la derechona tradicional patriótica española. Así dicen:

“Entendemos que, salvo aisladas excepciones, como pueden ser los últimos años del Puerto de Las Palmas, las administraciones públicas de Gran Canaria están más centradas en poner dificultades a las inversiones que se proponen que en facilitar con agilidad su tramitación, por supuesto, con escrupuloso cumplimiento de la legalidad vigente, como siempre hemos demandado.”.

Es más, la intencionalidad del Círculo de Empresarios es demoler la imagen que ciertamente ha perseguido erróneamente NC de defensora de Gran Canaria, cuando dicha organización, desde mi punto de vista, debía haber subrayado su carácter nacional y su apuesta por un proyecto soberanista, descolonizador.

La estrategia del circulo y de su apéndice político CC es mostrar a NC como fuerza insularista y a CC, con la incorporación de Bravo de laguna, como tan nacional que cabe hasta Bravo, garantía de equilibrio entre Tenerife y Gran Canaria. En otras palabras, dejan a NC como fuerza insularista del pasado y le otorgan a CC la dimensión canaria, así afirman en la carta:

“Desde hace muchos años los empresarios abandonamos el pleito insular para convertirlo en sana competencia que nos ayuda a todos a mejorar y crecer. Desde hace muchos años los empresarios abandonamos el pleito insular para convertirlo en sana competencia que nos ayuda a todos a mejorar y crecer.”

El éxito de Clavijo

El mayor éxito de Clavijo es haber logrado que quienes no han sido elegidos en las islas las gobiernen a su antojo y  tengan al Presidente del Gobierno de Canarias como un comercial de sus empresas.

El Gobierno de Clavijo es un tremendo erial, donde domina la sensación de que el Presidente de Canarias está al servicio de los intereses de la metrópoli y de la  clase empresarial colaboracionista en Canarias.

La labor de este gobierno ha estado centrada en la adopción obediente de todas las políticas de las organizaciones empresariales sin rechistar, este hecho ha provocado que la Cosa crezca, que se sienta gobierno, ejecutivo y parte, es por ello que se permiten dirigirse en ese tono a las administraciones elegidas por la ciudadanía.

El carácter marcadamente antisocial de este grupo se muestra en algunas declaraciones de su vocero.

Recojamos un ramillete de ellas:

“Será muy mala noticia subir el salario mínimo” Cadena Ser Agustín Padrón. Las Palmas de Gran Canaria.

Manrique de Lara asegura que el empleo en Canarias es “estable y de calidad”.

Agustín Manrique de Lara, celebró este jueves que el presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, haya dado cumplimiento a una promesa preelectoral agilizando en la primera fase de su mandato la legislación sobre el suelo «buscando el equilibrio entre el territorio y los distintos intereses, con el ánimo de responder al interés general, impulsar la actividad económica y generar empleo».

Las declaraciones vertidas en la Cadena Ser por Agustín Manrique de Lara, Presidente de la Confederación Canaria de Empresarios, instando el cierre temporal del Servicio Canario de Empleo.

Manrique de Lara: “Repsol es la esperanza para crear empleo y diversificar la economía canaria”

De momento, revisar el REF

Aunque es obvio que el REF no es solución alguna y que sólo la soberanía permitiría la resolución de nuestros problemas estructurales derivados de nuestra situación colonial, mientras ello sucede, convendría corregir el REF y desactivar los lazos que hacen posible una clase empresarial sumisa a España y contraria a los intereses de la mayoría de los canarios.

Mientras el Circulo de Empresarios alardea de economía liberal, es fácil demostrar como cada uno a uno de sus componentes se beneficia permanente de ayudas, subvenciones, REF y de la privatización del sector público. Todo lo que empeora el sector público mejora sus ingresos, léase Sanidad, por ejemplo, o formación posobligatoria. Ocurre lo mismo con los viajes interinsulares, o RIC y otros mecanismos del REF o REA, sin que esto implique la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos de Canarias.

Es el momento de elegir; propongo a NC que revise el REF, que prime las deducciones del IRPF de los ciudadanos, hecho que seguro tendría expresión en la mejora de las condiciones de vida de todos los canarios y que haga operativo un REF con dimensión social. El REF a debate es el REF de unos pocos..

Así reza para Ceuta y Melilla, también colonias:

LOS PGE 2018 MODIFICAN EL ART. 68 LIRPF CON EFECTOS DESDE 1 DE ENERO DE 2018 → Se eleva el porcentaje de deducción del 50% al 60% de la deducción por obtención de rentas en Ceuta y Melilla, con el objetivo de que los residentes en dichas Ciudades Autónomas tengan una menor tributación, lo que les permitirá disponer de una mayor renta disponible que impulsará la actividad económica de aquellas.

“desde que tú te fuiste

lloran de pena las margaritas.”

En África,  julio del año del Colapso

 

 

2ADSPC

Sanidad oculta los datos sobre Prevención - ADSPC

Entre  los datos que desde la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias le solicitamos, en escrito presentado el 5 de marzo de 2018, a la Consejería de Sanidad, conforme a la Ley 12/2014 de Transparencia y de Acceso a la Información Pública, estaban los referidos a las actividades de los centros concertados y al volumen de la correspondiente facturación hecha al Servicio Canario de la Salud, datos que fueron objeto de estudio y extracción de conclusiones por nuestra parte. También se solicitó en dicho escrito información respecto a "Presupuesto económico para el año 2018 de los Programas de Promoción de la Salud y Prevención de la Enfermedad sin contar el correspondiente al Programa Vacunal."

Han pasado 4 meses y esta última información no nos ha llegado. Pretendíamos con ello arrojar un poco de luz sobre un misterio o ¿secreto? al parecer vedado al interés público, en realidad fundamentalmente de profesionales que consideran la información solicitada como básica para el estudio de las políticas de Salud Pública y el análisis comparado de sistemas de salud. Tal cosa es particularmente importante en Canarias cuya población  registra malos indicadores de salud derivados de precarias condiciones de vida, en lo que se refiere a desempleo, pobreza, malnutrición, carestía, deterioro medioambiental,  vivienda insalubre, riesgos laborales, higiene alimentaria, contaminación, violencia machista y derechos de las mujeres, asistencia sanitaria, educación, servicios sociales….lo que a su vez requiere de un abordaje reforzado por parte del sistema sanitario que sea patente en las partidas que el presupuesto sanitario dedique a los Programas y actividades de Salud Pública.

Sabemos que en el marco europeo la media del presupuesto para prevención gira en torno a un 3% del total sanitario, sin embargo en el Estado Español el programa presupuestario de Salud Pública ha retrocedido a cifras muy inferiores aunque varían los porcentajes del gasto sanitario dedicados al mismo por las distintas CCAA. En Canarias contamos con una Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias pero somos la única Comunidad Autónoma que no tiene su propia legislación sobre Salud Pública lo que indica el bajo peso de la Salud Pública en el sistema canario de salud siendo, por todo lo dicho, absolutamente necesario conocer la realidad de las cifras de este capítulo del presupuesto canario.

Desde luego la mencionada Dirección General de Salud Pública ha sido incapaz o ¿no ha querido?, en 4 meses, de proporcionarnos los datos solicitados, lo cual ponemos en conocimiento de la opinión pública demandando que nuestra petición sea satisfecha urgentemente.

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias

 

Fernando SabateFernando Sabaté

Unas cinco mil personas mayores, vinculadas a centros y asociaciones de casi todos los municipios de Tenerife, participaron hace unas semanas en el Recinto Ferial de Santa Cruz en el denominado Encuentro del Día de Canarias. Tras preguntar en el pasado pleno del Cabildo, nos enteramos de que el coste de este ascendió a 104.000 euros de dinero público. Un acto que proyectó una imagen, no centrada en profundizar en la problemática de las personas mayores y sus alternativas para una vida mejor, sino en la promoción de los alcaldes de Santa Cruz de Tenerife y La Laguna, y de los presidentes del Cabildo de Tenerife y del Gobierno de Canarias.

Convirtieron un evento sufragado con fondos públicos en un acto de propaganda partidista, un auténtico mitin político, en una reedición de la fiesta de la mortadela al estilo más rancio de la ATI de los ochenta.

Es una vergüenza utilizar dos cuestiones tan simbólicas para tratar de obtener rédito partidista. La primera, el Día de Canarias: la jornada donde celebramos nuestra identidad, en la que deberíamos hacer balance de nuestros logros colectivos y de nuestras importantes carencias -a transformar en objetivos futuros-, y que debería servir también para construir y consolidar una comunidad democrática, cohesionada y pluralista. En lugar de eso, Coalición Canaria (CC) convierte esa oportunidad en un mitin de partido, el suyo, para hacer populismo de derechas.

Y el segundo símbolo, nuestros mayores. Junto a la infancia, el colectivo más vulnerable de nuestra sociedad, y el que merece mayor respeto, por todo el inmenso esfuerzo que han aportado durante toda su vida, que en el caso de nuestros mayores empezó casi siempre trabajando desde edades muy tempranas, y que permitió construir muchas de las cosas buenas que conforman la Canarias de hoy.

Además, con su forma de actuar CC delata un tratamiento injusto y diferenciado entre mayores de primera y de segunda. Mayores de primera, de quienes se aprovechan y a quienes convocan a un mitin partidista en el Recinto Ferial, no pagado con dinero de su partido, sino con el de toda la ciudadanía. Frente a mayores de segunda, quienes por razón de su edad y condición física están afectados por toda clase de dolencias, y con mucha frecuencia terminan en las urgencias del sistema sanitario público; contribuyendo, por el alto número de personas de este colectivo, a saturarlas: esa imagen tercermundista de camillas con personas enfermas acumuladas en los pasillos, muchas de ellas ancianas, a veces durante muchos días. Y es que Coalición Canaria, que lleva instalada en el poder un cuarto de siglo, no ha implantado, siquiera sea de forma progresiva, un sistema de urgencias geriátricas, para atender de manera diferenciada y digna a nuestras personas mayores y, de paso, contribuir a aliviar el colapso absoluto que padecen nuestros servicios de urgencias sanitarias.

En realidad, no han hecho más que volver a repetir viejas historias . Los dirigentes de CC, que con demasiada frecuencia se permiten llamar populistas a otros, reproducen lo que fue marca de su casa desde los comienzos. Esa derecha criolla comenzó a encaramarse al poder en 1987, cabalgando sobre un movimiento interesado y artificialmente hinchado contra una Ley de Aguas que, lo único que pretendía, era hacer más transparente y democrático el opaco y cargado de ineficiencias mercado de un producto tan básico como el agua. Y fue precisamente el Cabildo insular, en manos de ATI, quien utilizó por primera vez su potestad de iniciativa legislativa para acabar con aquella ley democrática y progresista, bloqueando o retrasando décadas lo que al final seguimos teniendo que hacer porque es una obligación histórica: garantizar un abastecimiento de agua de calidad para toda la sociedad tinerfeña y sus diferentes sectores.

Luego dieron otro paso adelante en su asalto al poder, de nuevo ejerciendo el populismo de derechas, cuando se opusieron a la consolidación de una Universidad en Las Palmas y promovieron un amplio movimiento que apeló a los sentimientos más primarios y promovió la división de nuestro pueblo (algo que ningún nacionalismo sincero haría jamás), al tiempo que negaba un derecho elemental -que hoy nadie discute, espero- de la isla hermana.

Podría seguir con otros ejemplos históricos, pero no me debo alargar. En cualquier caso, ¿sabe la persona que lea este artículo cuál es la diferencia entre aquellos tiempos y estos? Que entonces CC iba hacia arriba. Y ahora está ya en pleno declive. En total decadencia. El mitin del Recinto Ferial, lo mismo que el reciente intento de volver a manipular los sentimientos del pueblo tinerfeño en torno al Carnaval (incluyendo la edición de un vídeo lamentable y manipulador), como su pretensión de manipular otra cuestión sagrada: los sentimientos de religiosidad popular de una parte importante de nuestro pueblo respecto a la virgen de Candelaria. Todo eso, lo que evidencia, es que caminan hacia atrás, como los cangrejos. Y que más temprano que tarde acabará este ciclo, demasiado largo ya, de un proyecto político agotado, falto de alternativas, de capacidad de entusiasmar a nuestra gente, y que por eso no hace más que recurrir a lo más vil y a la instrumentalización partidista de los colectivos más débiles y de las cuestiones que merecen más respeto.

Mientras tanto, con su pan se lo coman, señoras y señores de Coalición Canaria.

*Portavoz del grupo Podemos en el Cabildo y militante de Sí Se Puede

 

POBREZA

 

DSC05083