Autoridades familiares descubren estudiante Laguna Universidad Las Palmas. 12.12.2108 copiaLos familiares de Javier mostraron alta coherencia ideológica frente al anodino discurso de la representación institucional

41 años después del asesinato, las autoridades grancanarias y la ULPGC se han enterado que un universitario de esa isla, pero que realizaba estudios en la entonces única universidad canaria de La Laguna, cayó fulminado por disparos de la Guardia Civil durante una huelga general convocada por varios sectores de trabajadores en conflicto y organizada por los sindicatos nacionalistas SOC, CANC, FSOU y ATT que luego integrarían la actual INTERSINDICAL CANARIA.

Desde el año 1977 hasta el pasado 22 de diciembre, los hermanos y la anciana madre de Javier Fernández Quesada han tenido que aguardar para este tardío reconocimiento oficial a la figura del joven nacionalista convertido en un obligado referente de la lucha por la emancipación de clase y nacional de Canarias.

El tímido y tardío homenaje, celebrado el pasado martes junto al edificio de Humanidades del campus de la Universidad de Las Palmas, lo constituyó la inauguración de un monolito y la denominación del espacio con el nombre del estudiante. La iniciativa tomada por el centro docente y el ayuntamiento grancanario, contó con la presencia de los familiares de Javier, y tuvo como representación institucional  al rector de la universidad, Rafael Robaina y al concejal de Las Palmas, Sergio Millares (no asistió el alcalde). Una representación esta que para Intersindical Canaria resulta de tercer nivel frente a la importancia social del homenajeado al ser el mártir canario por excelencia de la transición en la defensa de las libertades y de los derechos laborales. Un vil asesinato del que sus verdugos, los guardias civiles que dispararon, y las autoridades inductoras, entre ellos Luis Mardones de Coalición Canaria, aún no han recibido castigo alguno.  

2019011806164755400

AFF Intersindical Calendario 2019

 

crisis el roto