Ahora Canarias 20.2.2108

 

multimedia normal b4acbaf3f5735b49 6b61726c2d6c6965626e656368742d792d726f73612d6c7578656d627572676f5f6e6f726d616c2e6a7067INTERNACIONAL

               "Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres".
                                                                                        Rosa de Luxemburgo.

El 15 de enero 1919 en Alemania, el canciller socialdemócrata alemán, Friedrich Ebert, asesinó a dos grandes figuras de la Revolución Alemana: a Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht, porque encabezaron, mediante la organización revolucionaria “ESPARTACO”, la rebelión heroica de los obreros alemanes contra el traidor de la clase obrera, el socialdemócrata Friedrich Ebert y la plutocracia alemana.

Rosa Luxemburgo fue asesinada y luego su cuerpo fue lanzado a un río de Berlín. Karl Liebknecht fue ejecutado con una bala en la cabeza.

La clase obrera mundial, desde 1919 hasta hoy en día, rinde homenaje a los muertos heroicos que dieron su vida a la Revolución Alemana y condena al canciller Friedrich Ebert que dio la orden al ministro de defensa Gustav Noske que no dudó en ejecutarla.

Para la Federación Sindical Mundial (FSM)  y el movimiento sindical obrero de clase, Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht vivirán para siempre. Del mismo modo que el canciller reformista y asesino Friedrich Ebert merecerá nuestro desdén, puesto que con su accionar contrarrevolucionario allanó el camino a Hitler. Por muchos esfuerzos que hagan los reformistas contemporáneos de la Fundación Friedrich Ebert (FES), no pueden deshacerse de la deshonra. Porque, en la actualidad también, sus metas son las mismas: sembrar el reformismo entre los y las trabajadoras, corromper a sindicalistas e impulsar la teoría socialdemócrata del rescate del capitalismo y de la explotación.

Nuestro deber es enseñar y ser enseñados por la historia, desenmascarar, hoy también, el papel sucio de la Fundación Friedrich Ebert. Esto es lo que impone el interés de la clase obrera mundial.

                                                                                                  Federación Sindical Mundial (FSM) - Intersindical Canaria

Sin titulo

 

el roto despido iii2